jueves, 9 de febrero de 2017

Diferente enfoque del tema STARBUCKS.

Como bien sabrán a estas alturas, la multinacional Starbucks anunció su decisión de contratar a 10.000 refugiados como respuesta a la política migratoria de Donald Trump.

Mucho se ha hablado estos días en los círculos patriotas del boicot a Starbucks, pero prácticamente solo se ha criticado el hecho de que contraten a 10.000 inmigrantes en vez de 10.000 autóctonos.


Pidiendo prioridad para el nacional lo que estamos haciendo en realidad es pedir explotación para el nacional, pues se está pasando por alto que esta empresa es una multinacional capitalista que explota laboralmente a los trabajadores con salarios precarios, que junto a la dudosa calidad del producto, se permite ofrecer unos precios atractivos al consumidor.

La consecuencia es que absorbe gran parte de la cuota de mercado, es decir, capta a los potenciales clientes de la zona en la que se implanta, obligando a cerrar a pequeños bares de barrio.

Por otra parte, tampoco se ha hablado del imperialismo gastronómico que ocasionan estas multinacionales, ya sea Starbucks, McDonalds, Burguer King, etc etc. Gracias a la maldita globalización ahora podemos ir de una ciudad a otra o de un país a otro y comer en los mismos restaurantes o tomar café en las mismas cafeterías. Precisamente lo bonito de viajar es conocer culturas diferentes, y como es lógico, también gastronomías diferentes.

COMENTARIO PERSONAL: Con este tema tenemos a huevo el demostrar que la inmigración es un arma del capitalismo (mano de obra barata) y destapar la falsa solidaridad progre. No nos limitemos a querer arreglarlo todo con la prioridad nacional porque entonces sí que nos mereceremos el apelativo de extrema derecha.


La izquierda sacude el árbol de la inmigración y la derecha recoge las nueces en forma de mano de obra barata.
(En realidad sacude el árbol tanto la izquierda como la derecha, y recoge las nueces tanto la izquierda como la derecha, pero era para simplificar la metáfora).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.