jueves, 19 de diciembre de 2013

Opinión: Ante la última traición de la Unión Europea.

La Unión europea y Turquía acaban de llegar a un acuerdo por el cual la UE dejará de pedir visados a los ciudadanos turcos que quieran entrar en su territorio a cambio de que Turquía acepte a los inmigrantes ilegales que entran en la UE desde territorio turco.


El acuerdo se hace pensando en los refugiados sirios que entran en Europa, refugiados que nunca tendrían que haber existido, ya que son consecuencia de un conflicto totalmente artificial en forma de revuelta terrorista integrista en Siria organizada por USA-OTAN-Arabia Saudí para acabar con un aliado de Irán y para facilitar la construcción de gaseoductos desde la Península Arábiga hasta Europa, pasando por Siria y Turquía, ¿por qué Europa tiene que pagar las consecuencias de una guerra que no ha provocado? ¿por qué los ciudadanos europeos no son consultados sobre un tema tan importante al que la mayoría se opone? ¿por qué tenemos que pagar los oscuros intereses energéticos que hay detrás de estos acuerdos?.

Además, no son sólo sirios, durante décadas, las autoridades turcas han hecho la vista gorda con los miles de inmigrantes ilegales de Oriente Medio y de Asia que traspasaban sus fronteras con dirección a Europa. Lo mismo que hacían países norte-africanos como Marruecos. Usan la inmigración como una baza para negociar. Y por supuesto, el acuerdo no será retroactivo, por lo que los millones de inmigrantes ilegales que han entrado en Europa ilegalmente desde Turquía durante décadas seguirán aquí por siempre jamás. Y por supuesto, cada vez que le interese, Turquía volverá a permitir la invasión de inmigrantes hacia Europa.

El acuerdo es una completa locura, ya que le va a abrir las puertas de Europa a 80 millones de turco-musulmanes y, es previsible, es el paso previo para la entrada definitiva de Turquía en Europa, una auténtica aberración histórica, geográfica, demográfica y cultural, ya que un país musulmán en pleno proceso de islamización será el país “europeo” con más habitantes y por tanto uno de los que tendrá mayor poder de influir en Bruselas. Por no hablar del efecto que tendrá sobre el trabajador europeo verse obligado a competir con toda esta masa de mano de obra barata. El acuerdo es letal para Europa, especialmente para Grecia, un país que ya está sufriendo una crisis económica y migratoria brutal.

Estamos a la espera de saber la opinión de esto de los grandes admiradores de la UE de nuestro país: PP, UPD, Ciudadanos y los separatistas catalanes. No sabemos si éstos últimos pedirán el “derecho a decidir” para impedir que los turcos islamicen aún más Cataluña, pero por lo visto hasta ahora, nos da la sensación de que no. Por nuestra parte, los europeos, especialmente los más castigados por la crisis, no podemos seguir ni un minuto más en esta entidad masónico-globalista enemiga de nuestra economía, nuestra historia y nuestras tradiciones. Debemos salir ya de la UE y del euro. España, Italia, Portugal, Grecia, Chipre... deben liderar el proceso e invitar a unirse al mismo a otras naciones como Hungría, Irlanda, Francia y, por supuesto, a las naciones de Europa del Este, Rusia incluida, para crear una Nueva Europa que defienda realmente nuestros intereses. Alemania y el resto de países nórdicos están invitados a unirse, como europeos que son, pero si no quieren, que se queden con su euro, sus inmigrantes, sus turcos, su progre-marxismo suicida, sus multinacionales y que nos dejen en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.