viernes, 30 de enero de 2015

HOLOCAUSTO ESPAÑOL.


El Régimen-78 extermina a sus propios ciudadanos

Mientras el resto de pueblos del mundo (asiáticos, africanos, sudamericanos, musulmanes…) siguen aumentando su número de forma exponencial, los pueblos europeos, y en especial el pueblo español, se están extinguiendo. En España, desde que se implantó el actual Régimen-78, la población se encamina hacia su desaparición física debido a la baja natalidad.

Es, quizá, el mayor “éxito” de este criminal Régimen. “La mejor etapa de nuestra historia”, según los políticos y periodistas que viven de él. Ya hemos hablado muchas veces de cómo el Régimen-78 ha subido la deuda externa y los impuestos hasta el infinito, de cómo nos arruinó destruyendo nuestra economía productiva e implantando una economía especulativa, de cómo destruyó nuestra agricultura, ganadería, pesca, nuestra industria pesada, de cómo destruyó nuestra soberanía energética parando la construcción de cuatro centrales nucleares, de cómo entregó nuestra soberanía monetaria, de cómo ha destruido las Cajas de Ahorro, de cómo destruyó nuestro ejército y nuestro sistema educativo… todo siguiendo órdenes de la UE, de Estados Unidos y de los globalistas, que no podían tolerar que los logros conseguidos en los treinta y seis años del Régimen Nacional anterior continuaran.

Pero poco se habla del que quizá fue el mayor logro de ese Régimen Nacional. El espectacular aumento de la población española, que pasó de 25 millones a casi 40 en apenas treinta años. Ese espectacular aumento demográfico, junto al salto adelante económico, militar e industrial que había experimentado España, le convertían en una amenaza a medio plazo ¿qué pasaría si continuaba la tendencia? España podría convertirse en una potencia de más de 50 millones de habitantes, todos autóctonos. Un país unido, fuerte, joven y homogéneo. Imposible de controlar.

Pero a partir de 1976 la natalidad empieza a caer en picado. Los motivos han sido muchos: la incorporación de la mujer al mercado laboral sin que el Estado y las empresas tomen ninguna medida de conciliación laboral y familiar efectiva. El acceso a la vivienda cada vez más difícil, la precariedad laboral y los bajos salarios, el retraso en la incorporación al mercado laboral y, por lo tanto, el retraso de la maternidad…

Pero por encima de todo, el principal motivo es la ingeniería social impuesta a la población española desde hace décadas. Una ingeniería social que ha implantado en la sociedad española todo tipo de ideologías anti-familia, anti-natalidad y anti-maternidad, como el marxismo cultural y el neoliberalismo económico. Además, a través de un bombardeo continuo de propaganda de auto-odio, se ha desterrado de la población todo sentimiento nacional, étnico o religioso, que son tachados de racistas, intolerantes, discriminatorios, etc. Por muchas leyes de apoyo a la familia que se hagan, si la educación, la cultura y los medios de comunicación están en manos de grupos de poder anti-natalidad esas leyes no servirán de nada.


Con la natalidad de 1976 hoy España tendría quince millones de habitantes más. Sobrarían todos los inmigrantes.

La relación entre natalidad e inmigración.

Pero a pesar de este gigantesco problema al que nos enfrentamos, que se veía venir hace ya muchos años (1) nuestras élites lo han ignorado y siguen sin tomar ni una sola medida para parar el proceso, incluso da la sensación de que lo estimulan ¿por qué lo hacen? Porque tienen un as en la manga: la inmigración. La terrorífica realidad detrás de esta desastrosa inmigración masiva que sufrimos no es que traiga integrismo islámico, bandas latinas y mafias de todo tipo, no es la competencia desleal de los chinos, no es la precarización del empleo ni la bajada de salarios que provoca… la causa última de la inmigración es la sustitución étnica de la población española por población importada de fuera. Ese es el plan oculto genocida que nuestras élites se reservan para el pueblo español, en especial para las clases medias y trabajadoras, que son la columna vertebral de una nación. Teniendo en cuenta que sólo pueden permitirse tener hijos los ricos y los inmigrantes, el plan es ese: una élite autóctona de políticos, empresarios y financieros viviendo en barrios privados, con sanidad privada y educación privada para sus hijos, y el resto de la población formada por esclavos multiculturales sin ningún nexo de unión entre ellos, mientras los españoles se van extinguiendo poco a poco. Es un plan perfecto para las élites. Se ahorran las ayudas a la familia, se ahorran los engorrosos permisos de maternidad, aprovechan la inmigración para bajar salarios y realizar reformas laborales anti-sociales, se ahorran soportar las monsergas de los grupos de presión feministas y anti-racistas (financiados y promovidos por el capitalismo internacional) que se les echarían al cuello si intentarar fomentar la natalidad española y, en definitiva, consiguen una población balcanizada incapaz de organizarse para hacerles frente.

En demografía, como en tantas otras cosas, seguimos viviendo de las rentas del anterior Régimen Nacional. De haberse mantenido la natalidad del año 1976 hoy España tendría ¡¡quince millones de habitantes jóvenes más!! No hace falta decir que, en esas circunstancias, no haría falta ni un inmigrante en toda España.

Los españoles tenemos que abrir los ojos y ver la que se nos viene encima. Tenemos a catorce kilómetros un continente empobrecido en plena explosión demográfica y con un islamismo cada vez más integrista. Tarde o temprano esa población va a llamar a nuestras puertas. Y no lo hará de forma pacífica. Los asaltos a Ceuta y Melilla son un aviso. Nuestros políticos nos han vendido. Han inundado nuestro pais de extranjeros sin consultárselo a nadie y luego les dan todo tipo de facilidades para que se multipliquen, mientras que para los españoles todo son obstáculos.

La única solución es derrocar al actual Régimen-78. No sabemos si han sido “los mejores 35 años de nuestra historia” pero sí que sabemos que si dura más años los españoles seremos borrados del mapa en unas pocas generaciones. Un Régimen que ha creado de manera deliberada todas las condiciones para que llegáramos a la actual situación, un Régimen cuyas élites ya han decidido que la población española es prescindible y puede ser sustituida por extranjeros. Un Régimen que ha destruido los valores del pueblo español. Un Régimen, en definitiva, de exterminio contra sus propios ciudadanos. O acabamos con el Régimen o el Régimen acabará con nosotros. No hay otra.

(1) Brusco descenso de la natalidad española en los últimos 10 años | Edición impresa | EL PAÍS

HOLOCAUSTO ESPAÑOL | Democracia Nacional

miércoles, 28 de enero de 2015

Los auténticos destructores de Occidente.


Los atentados islamistas de París, las atrocidades del Estado Islámico y la invasión musulmana de Europa están provocando una moderada y tímida reacción en una parte de la población europea, aún poco numerosa. Décadas de lavado de cerebro multicultural, anti-racista y pro-inmigración siguen afectando demasiado a la inmensa mayoría de los europeos, que continúan sin atreverse a mostrar abiertamente su oposición a este proceso que se acabará llevando por delante a toda Europa si no es frenado de inmediato.

Pero ha bastado esa tímida reacción para que los medios de comunicación izquierdistas hayan reaccionado de inmediato cargando contra los disidentes europeos y españoles, usando la neolengua habitual. Ya se sabe: racistas, fascistas, ultras, islamófobos… Realmente curioso es el fenómeno de ver a organizaciones y medios de comunicación izquierdistas defendiendo de manera compulsiva al islam. Recordemos, es la misma izquierda que ha estado décadas ridiculizando y mofándose de la Iglesia Católica, acusándola de oponerse al progreso social, de no respetar a mujeres y homosexuales, de querer intervenir en la política, de querer clases de religión en la escuela pública… El ataque se extiende al cristianismo en general, al que se le acusa de todo tipo de delitos y crímenes históricos (la Inquisición, las guerras de religión, el descubrimiento de América…)

Pero de repente llega a Europa una religión diez veces peor que la católica, una religión que representa todo lo contrario de lo que defiende la izquierda, una religión en cuyo nombre grupos de fanáticos asesinan, degüellan y decapitan sin freno a todo el que se le pone por delante. Y no lo hacen por una mala interpretación de la doctrina islámica, sino por una interpretación estricta y al pie de la letra de la misma. Pero en este caso, la reacción de la izquierda es de comprensión y defensa infinita de esa religión. Podemos suponer, si miles de cristianos estuvieran masacrando cualquier población en el mundo, cuál sería la reacción de la izquierda autóctona. Esa misma izquierda que se dedica a buscar con lupa cualquier defecto al cristianismo para luego poder atacarlo sin piedad. Pero en cambio, con el islam todo es comprensión y justificación. Si el Estado Islámico o Boko Haram realizan una masacre salvaje se minimiza. Si en Marruecos se expulsa a los que hacen proselitismo cristiano se oculta de manera sistemática. Hay que sacudir de continuo al Papa o al arzobispo de turno pero a los imanes de los mezquitas no se les toca y si Arabia Saudí promociona el integrismo islámico por todo el planeta es preferible callar y no decir nada. Hay que acusar al cristianismo del atraso de España al mismo tiempo que se idealiza Al-Andalus. Los mismos que incluso llegan a profanar y atacar iglesias defienden la construcción de mezquitas. Tan rebeldes y tan transgresores que son a la hora de atacar a la Iglesia, con el islam se transforman en mansos corderitos. Al menos los degenerados de Charlie Hebdo se atrevían a ridiculizar al islam tanto como al cristianismo, pero el resto de izquierdistas callan y no han dudado en ponerse de lado de los musulmanes frente a los “islamófobos”. Cuando los izquierdistas atacan y ridiculizan al cristianismo es “libertad de expresión”, cuando DN se opone a la islamización es racismo, xenofobia, “discurso de odio” y debe prohibirse de inmediato.


El actual mesías de la izquierda, Pablo Iglesias, con sus amigos separatistas. Todos anti-españoles. Todos pro-islámicos.

Lo mismo hacen con el separatismo en España. En teoría, el discurso de la izquierda es internacionalista, de rechazo a cualquier diferencia étnica o establecimiento de fronteras. Lo demuestran cada vez que DN denuncia a la inmigración masiva, no como la causante de la crisis, pero sí como un fenómeno social altamente negativo para el país que la sufre. Cada vez que DN hace esta denuncia, automáticamente la izquierda y la ultra-izquierda se escandalizan de que “le echemos la culpa de la crisis a los inmigrantes”, acusándonos de hacer un “inaceptable discurso racista y xenófobo”. Pero de repente salen los separatistas y se auto-proclaman “patriotas” (ya sea catalanes, gallegos, andaluces o de donde sea) y la reacción de la izquierda es de apoyo a ese discurso. Si se trata de destruir a España a través de la inmigración entonces “las patrias y las fronteras no existen” y “el mundo es de todos” porque “todos somos iguales”. Pero cuando se trata de destruir España a través del separatismo entonces “las patrias sí existen”. Salen los independentistas catalanes y declaran que los culpables de la crisis en Cataluña son los vagos y subvencionados españoles que les roban 16.000 millones de euros al año. Además,solicitan un trato distinto respecto al resto de España “porque somos diferentes” ¿y cuál es la reacción de la izquierda? darles la razón y declarar muy serios que efectivamente “hay que reconocer el hecho diferencial catalán”. Ya no “somos todos iguales”. Y culpar a los “vagos ladrones españoles” de la crisis en Cataluña no es ni xenofobia ni racismo ¿el racismo es malo y un crimen contra la humanidad si es anti-musulmán pero es bueno si es anti-español? ¿por qué la misma izquierda que acusa a DN de “racista” luego va de la mano de todo tipo de partidos separatistas y racistas anti-españoles? porque les une lo que odian: España.

Algunos creen que la actitud pro-islámica de los izquierdistas se debe al miedo a las represalias. Es posible, pero hay algo peor aún. En España, la izquierda política, mediática y cultural es un instrumento de auto-odio. Odian a España, a Europa y al cristianismo. Por eso defienden al islam. No lo hacen por miedo o por cobardía. Es peor. Lo hacen porque odian lo mismo que ellos. El hecho de que los islamistas les cortarán el cuello a los izquierdistas cuando llegue el momento parece que a éstos no les importa lo más mínimo. Lo suyo es auto-odio totalmente irracional. Es destruir los cimientos de tu propia casa sin ni siquiera saber por qué lo haces. El País, Público, La Sexta, La Cuatro, Tele 5, PSOE, IU, Podemos, las productoras de cine y televisión, todos los programas y series de televisión de pseudo-humor progre-izquierdista, los grupos de presión como el Movimiento Contra la Intolerancia o SOS Racismo… todas ellas son una quinta columna que nos destruye desde dentro. Son como un virus que mata a un organismo desde el interior. Ellos y sus ideas son los auténticos destructores de Occidente, mucho más que los terroristas islámicos. Hasta que no nos libremos de ellos no podremos solucionar esta situación y la invasión tercermundista-musulmana continuará.

Es cierto que la derecha neoliberal-capitalista también es responsable de lo que pasa. Como defensora de los intereses de las élites empresariales y financieras, también defendieron esta invasión que sufrimos. Se suele acusar a los izquierdistas de ser sus tontos útiles, al defender una inmigración que baja salarios y precariza empleo, pero más bien parecen listos a sueldo perfectamente conscientes de lo que hacen.

Nota Final: Incluso el diario americano izquierdista-sionista Washington Post ha atacado a varios movimientos nacionalistas europeos (incluida DN) por su rechazo a la islamización de Europa. No deja de tener su gracia viniendo el ataque de un diario que apoyó las invasiones de Iraq, Libia o Siria, que han matado a cientos de miles de personas (musulmanes en su mayoría, aunque también muchos cristianos árabes). Pero parece ser que eso no es “islamofobia”. Si matar musulmanes en masa beneficia a USA o a Israel está muy bien y hay que defenderlo. Si frenar la islamización de nuestros países beneficia a España y a Europa es “islamofobia” y hay que atacarlo.



Far right in Europe sees opportunity after wave of terror in France - The Washington Post

Los auténticos destructores de Occidente | Democracia Nacional

martes, 20 de enero de 2015

Terrorismo islamista: las causas ocultas (II)


Guerras y atentados islamistas en benefico de USA-Israel

Ya hemos hablado de la alianza Estados Unidos-Arabia Saudí-Al Qaeda durante la guerra de Afganistán en los años 80. Todo el mundo reconoce la misma, aunque la versión oficial es que se rompió después de que Estados Unidos enviara tropas a Arabia Saudí en 1990, con el falso (como siempre) pretexto de que Iraq iba a invadir el país saudí. La presencia de tropas “infieles” en los lugares santos del islam habrían hecho que Al Qaeda se volviera contra sus antiguos socios ¿pero de verdad esto ocurrió? hay indicios para creer que no.

Ya hemos hablado de los atentados del 11-S. Analistas independientes de todo tipo coinciden en la imposibilidad de que un comando islamista llevara a cabo tal mega-atentado y sugieren que en realidad fue un auto-atentado. Una demolición controlada sería la causa de la caída de las dos torres (y de una tercera, la número 7, sobre la que no impactó ningún avión) y un misil habría impactado en el Pentágono, en lugar de un avión. Pero se le atribuyó la autoría a Al Qaeda, y como la base de este grupo estaba en Afganistán, los Estados Unidos tuvieron la excusa para atacar este país y, más tarde a Iraq, consiguiendo así rodear a Irán, cuya destrucción era el objetivo final del plan.

Antes, en los años 90, de nuevo Al Qaeda fue un aliado inesperado de los Estados Unidos. En este caso durante la guerra de Kosovo, último episodio del desmembramiento de Yugoslavia. Estados Unidos e Israel apoyaban a los narco-terroristas musulmanes del Ejército de Liberación de Kosovo, una banda de asesinos, traficantes de droga y de órganos humanos que luchaban contra los cristianos serbios. Finalmente, gracias a la colaboración de USA y Al Qaeda, estos asesinos lograron su objetivo: un nuevo Estado musulmán en plena Europa.

El 11 de marzo de 2004, de nuevo un atentado atribuido a Al Qaeda viene en ayuda de los Estados Unidos. En este caso, todas las encuestas daban como perdedor al Partido Republicano, pero tras el atentado hubo un cambio espectacular y los Republicanos lograron la victoria. Además, el atentado echó del poder al PP de Aznar. Fueron muchos sus errores, pero en política internacional había formado una coalición enfrentada al poder franco-alemán y aliada de USA en la guerra de Iraq, a la que se oponían Francia y Alemania. Además, había mucha tensión entre España y Marruecos en aquella época. El apoyo de USA a España le estaba saliendo muy caro, ya que debido al mismo se estaba deteriorando su relación con otros países: Marruecos y, sobre todo, Francia y Alemania, que amenazaban con salirse de la OTAN y crear un euro-ejército aliado a Rusia. Tras el 11-M, el nuevo gobierno del PSOE se plegó a las exigencias de Francia, Alemania y Marruecos, y España dejó de ser un estorbo. USA y Francia hicieron las paces. Francia y Alemania cambiaron su postura y apoyaron la ocupación USA de Iraq y renunciaron al Euro-ejército.

Y de este nuevo acuerdo entre Francia y USA vinieron las posteriores guerras de Libia y de Siria, casi calcadas en su ejecución. Es Arabia Saudí, con la complicidad de Francia y USA, la que recluta a mercenarios islamistas de Al Qaeda y de otros grupos y los lanza contra Gaddafi en Libia y contra Bashar al Assad en Siria. Con Gaddafi consiguieron su objetivo, pero no con Assad. Siria era aliado de Irán y enemigo de Israel, por lo que tenía que desaparecer. Pero Rusia dejó bien claro que no aceptaría el derrocamiento de su aliado sirio y la guerra sufrió un frenazo. Además, sectores cada vez mayores del ejército y de la población norte-americana empezaban a darse cuenta del increíble engaño al que estaban siendo sometidos ¿qué hacía el gobierno de Estados Unidos colaborando con Al Qaeda en Siria? ¿qué hacía colaborando con los responsables de la muerte de tres mil americanos el 11-S? ¿acaso no habían muerto miles de americanos durante las guerras de Afganistán e Iraq justamente por luchar contra Al Qaeda? Para arreglar la situación, dejaron de llamar Al Qaeda a los mercenarios islamistas y pasaron a llamarlos Estado Islámico y siguieron haciendo lo mismo. Su última aparición, fue de nuevo milagrosa, en este caso para Israel. Los israelíes estaban bombardeando Gaza y habían provocado la muerte de dos mil palestinos (la mayoría civiles), la comunidad internacional estaba criticando duramente la intervención, pero de repente aparece el Estado Islámico en Iraq y en Siria y empieza a cometer atrocidades. Automáticamente, la invasión de Gaza desaparece de la escena internacional y la ecuación Estado Islámico = Hamas aparece en todas partes. Israel pasa de ser un agresor de palestinos a “defensor de Occidente contra el islamismo”. Curiosamente, el Estado islámico hace declaraciones contra los cristianos y contra los chiítas sirios y los libaneses de Hezbullah, pero nunca contra Israel.


El senador americano y ex-candidato a la presidencia John McCain con los terroristas islámicos de Siria

El integrismo y el terrorismo islámico existen, sin duda. No son una invención de nadie. Pero sí que pueden ser utilizados, incluso sin ellos saberlo, por parte de servicios secretos de algunos países. Es muy sencillo, teniendo en cuenta que son los saudíes y el resto de sátrapas de Oriente Medio los que controlan y financian a estos grupos, es lógico pensar que les pueden utilizar en su beneficio. Y es difícil pensar que los saudíes hagan algo así sin consultar antes con sus aliados americanos e israelíes.

Estas tácticas no son nuevas. Siempre se han usado. El mundo musulmán no es uniforme, ni mucho menos. En su interior siempre ha habido diferencias étnicas, nacionales y religiosas (árabes contra no-árabes, sunitas contra chiítas, también hay árabes cristianos) que han provocado constantes guerras entre ellos. Es muy fácil estimular estas diferencias para conseguir ciertos objetivos. Se estimularon durante la guerra del Líbano (rival de Israel en la época), se estimularon para provocar la guerra Irán-Iraq en los años 80 (dos de los principales enemigos de Israel), se estimulan ahora con los constantes atentados en Iraq contra los chiítas y promoviendo a los integristas sunies del Estado Islámico, para lanzarlos contra los cristianos y los musulmanes chiítas.

No sabemos aún si los atentados de París van en la misma linea. Desde luego, un objetivo están consiguiendo ¿qué ocurre cuando un islamista asalta un supermercado judío de París? Está trasplantando el conflicto palestino-israelí a Europa ¿y cuál es la consecuencia? que europeos, norte-americanos y occidentales en general ven a Israel como un nuevo “compañero de causa”, un amigo y el “escudo de Occidente” en oriente Medio.

En resumen, si las causas de este conflicto en Occidente son: la doctrina islámica estimulada en su versión más integrista por las dictaduras de Oriente Medio, la política internacional del eje USA-Israel-Arabia Saudí y la inmigración musulmana hacia Europa, la solución debe ser lo contrario. Occidente debe romper sus alianzas con Israel y Arabia Saudí, buscar nuevos recursos energéticos (porque comprando petroleo a estos sátrapas islamistas estamos financiando nuestra destrucción con nuestro dinero), impedir por todos los medios que los saudíes sigan promoviendo el integrismo islámico en el mundo musulmán e intentar que este mundo vuelva a la línea correcta que había tomado hasta los años 70 del siglo pasado: formas de gobierno nacionalistas, anti-islamistas y anti-sionistas. Auténticos patriotas americanos deben llegar al poder en su país y orientar su política exterior en beneficio del pueblo americano, no de Israel. Por último, el retorno de los inmigrantes musulmanes de Europa a sus países de origen es otra condición imprescindible.

Ya hemos dicho que los integristas islámicos existen. Seguirían siendo un peligro, incluso sin la ayuda de ningún Estado. Pero además, la demografía y la inmigración islámica son el auténtico peligro para Occidente (mucho más que el terrorismo) No seamos ingenuos. El mundo islámico está en pleno proceso de radicalización. Ese proceso lo tenemos en el norte de África, a las puertas de casa. La policía reconoce que es totalmente imposible tener controlados a todos los islamistas peligrosos que hay en España y Europa. Las comunidades musulmanes son escondites perfectos para que estos islamistas se oculten y pasen desapercibidos. Incluso siendo “moderados”, su efecto en el progreso y en el desarrollo de Occidente sería muy negativo, en el caso de que su número siga creciendo. De esta amenaza también surgirán enfrentamientos entre occidentales y musulmanes, enfrentamientos que pueden ser de nuevo manipulados por aquellos a los que le interesa crear un conflicto armado y mundial entre occidentales y musulmanes (conflicto que no queremos) por lo que los musulmanes que hay en Europa (al menos, la gran mayoría) deben ser repatriados cuanto antes a sus países, conseguir que allí se establezcan regímenes anti-islamistas y después establecer los acuerdos de amistad que sean necesarios entre esos regímenes y Europa.

Terrorismo islamista: las causas ocultas (II) | Democracia Nacional

domingo, 18 de enero de 2015

Terrorismo islamista: las causas ocultas (I)



Tras los atentados de París todo tipo de analistas están estudiando las causas del mismo. Desde la izquierda nos cuentan que las causas son el racismo, la xenofobia y la islamofobia de los occidentales frente a los inmigrantes musulmanes, lo que les lleva a la marginalidad que, a su vez, les empuja hacia el fanatismo religioso. No parece creíble esta explicación. No parece racismo darles sanidad, educación, trabajo, reagrupamiento familiar, ayudas a vivienda, becas escolares y de comedor, dejarles ejercer libremente su religión y en general derechos y libertades que en su vida habrían soñado tener. Básicamente, lo contrario de lo que ellos hacen con los occidentales en sus países de origen. Tampoco parece que la pobreza sea la causa, ya que entre los promotores del islamismo están los multi-millonarios sátrapas de Oriente Medio y muchos de los integristas son gente de clase media con estudios.

La secularización del mundo árabe-musulmán

Pocas provocaciones y pocas excusas necesita el islamismo para llevar a cabo acciones violentas, ya que la propia doctrina islámica lleva en su seno la violencia contra los “infieles” siempre que sea necesario para expandir la fe musulmana. En España tenemos “memoria histórica” sobre el tema. Sufrimos las oleadas de piratas berberiscos y turcos que sembraban el terror en nuestras costas, ayudados por los musulmanes que estaban dentro de nuestras fronteras. Sufrimos en primera persona las oleadas integristas islámicas procedentes de África: almorávides, almohades y benimerines. Pero es cierto que también las sufrieron algunos de los musulmanes menos fanáticos que estaban en Al-Andalus (porque se estaban alejando del islam auténtico, según los islamistas) y que no siempre el islam saca su cara más integrista.

Tras la caída del Imperio Turco al acabar la primera guerra mundial, Ataturk da un golpe de Estado y establece la Turquía moderna, de corte laico. Como respuesta, se crea en Egipto un grupo islamista fanático: los Hermanos Musulmanes. A pesar de eso, la linea modernizadora se extiende por casi todo el mundo árabe-musulmán. En un país tras otro: van surgiendo líderes y formas de Estado nacionalistas árabes, socialistas y anti-islamistas. El más carismático de ellos fue Nasser en Egipto, que encarceló y ejecutó a muchos líderes de los Hermanos Musulmanes. En Oriente Medio aparece el partido Baath, fundado por Michel Aflaq, un árabe cristiano, que va en la misma linea. El partido Baath más tarde llegaría al poder en Siria y en Iraq. También se forman gobiernos de este tipo en Libia, Argelia, Túnez, Palestina… el consenso general es que el islamismo es el culpable del atraso en el mundo islámico y que debe ser eliminado de la vida política. Las mujeres se quitan el velo y van a la universidad, el islamismo es perseguido…

La alianza Estados Unidos-Arabia Saudí y la creación de Israel

Pero en los años 40 ocurren dos hechos que, con el tiempo, frenarán este proceso: la alianza USA-Arabia Saudí y la creación del Estado de Israel. La aparición de grandes cantidades de petróleo en Oriente Medio hace que los USA fijen su interés en esa zona, que es justamente la única en la que se mantiene vivo el integrismo islámico. Además, el próximo enfrentamiento frente a los “ateos” de la URSS hace que los estrategas americanos vean a los fanáticos religiosos como un aliado a tener en cuenta. Esta alianza llega a su punto máximo a principios de los años 70, cuando Estados Unidos abandona el patrón-dolar-oro y pacta con las teocracias islámicas lo siguiente: a cambio de establecer el patrón-dólar-petróleo la banca anglo-sionista moverá en el mercado financiero mundial las brutales cantidades de dinero que las teocracias islámicas estaban recibiendo con la subida de los precios del petróleo. Además, a Arabia Saudí y sus aliados se les dará vía libre para promocionar el integrismo islámico en todo el mundo, en especial el árabe-musulmán, para hacer frente a los nuevos Estados árabes laicos anti-sionistas que existían en aquel entonces y que estaban en la órbita de la URSS. Los intereses de USA, Arabia Saudí e Israel coincidían.

La inmigración judía hacia Palestina empezó en la década de 1880 y muy pronto los árabes de la zona se dieron cuenta del objetivo oculto que perseguían aquellos inmigrantes (desplazarles de su tierra y establecer un Estado judío), por lo que el conflicto era inevitable. Durante las siguientes décadas ya se producen fuertes enfrentamientos entre árabes y judíos, terminando con la proclamación del Estado de Israel en 1948, lo que se logra con la ayuda económica del sionismo internacional, pero también con la práctica del terrorismo sionista a gran escala contra árabes e ingleses. Las continuas guerras que ha habido en la zona desde esta proclamación (en especial la guerra árabe-israelí de 1967, que terminó con la total derrota árabe) y el trato injusto al que han sido sometido los palestinos desde entonces, han provocado una radicalización progresiva de los musulmanes de la zona, porque ven al Estado de Israel como la punta de lanza en la zona del Occidente “cristiano”, ya que han sido los Estados Unidos, debido al increíble poder que tiene el lobby sionista en ese país, el principal apoyo del Estado de Israel. Los partidarios de Israel nos bombardean a diario con la consigna “hemos de estar con Israel porque es el escudo de Occidente frente al islam”. No se puede decir un disparate mayor. Cuando se crea el Estado de Israel no hay musulmanes en Europa y el anti-islamismo se extiende por el mundo musulmán. En cambio hoy tenemos a decenas de millones de musulmanes en Europa y un islam cada vez más radicalizado ¿ha sido Israel el escudo de algo?


Dos de los principales líderes del nacionalismo árabe: el egipcio Nasser y el libio Gaddafi

La descolonización

El proceso de descolonización hizo que muchos de los habitantes que habitaban en las colonias emigraran en masa hacia la metrópoli europea. Ciudadanos de Argelia, Marruecos, Costa de Marfil o Senegal marcharon a Francia, los pakistaníes hacia Inglaterra. Por su amistad histórica, los turcos marcharon a Alemania. Algunos líderes, como el francés Charles de Gaulle o el inglés Winston Churchill protestaron, pero parecían existir fuerzas muy poderosas interesadas en que esta invasión demográfica tuviera lugar. El propio Churchill propuso en 1955 que el Partido Conservador británico usara el lema “Keep England white” (conservar a Inglaterra blanca) lo que le supuso su defenestración por los mismos que le habían puesto en el poder durante la segunda guerra mundial. Como siempre, el Sistema abandona a los tontos cuando ya no le son útiles.

Esta invasión continuó durante las siguientes décadas extendiéndose por toda Europa. A España llegó a finales de los años 90, cuando todo el Sistema (PPSOE, separatistas, patronales, sindicatos, medios de comunicación, ONGs…) abrieron las puertas de España a la entrada masiva de inmigrantes (muchos de ellos musulmanes), creando las condiciones para que se multipliquen sin freno, en detrimento del pueblo español.

La política exterior americana desde 1945 hasta hoy

Si dijéramos que antes de 1948 Estados Unidos era el país más admirado en el mundo árabe-musulmán parecería una broma. Pero es la realidad. No fue hasta que este país se alió con Israel cuando aquella admiración se transformó en la hostilidad de hoy. A partir de ese año, la coincidencia de intereses hizo que se formara una alianza teóricamente anti-natural entre Estados Unidos, Israel y Arabía Saudí, pero en la práctica muy sólida. Durante la Guerra Fría, la ayuda de Arabia Saudí fue fundamental para acabar con la URSS, ya que fue este país el que organizó el ejército islámico (que luego sería Al Qaeda) que ayudó a los USA a echar a los soviéticos de Afganistán. También fue este país el que bajó los precios del petróleo durante los años 80 para hundir económicamente a la URSS, que dependía en gran manera de los ingresos de la venta de petróleo para sobrevivir.

Una vez hundida la URSS el principal objetivo de la política exterior americana era garantizar la seguridad y la hegemonía de Israel en Oriente Medio. En 1996, un grupo de americanos de origen judío, entre los que destacaban Paul Wolfowitz y Richard Pearl, escribieron un documento titulado “A clean break, a strategy for securying the realm“, que podría traducirse como “cortar por lo sano, una estrategia para asegurar el reino”. Aunque eran americanos, el documento se dirigía al entonces Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu (que también lo es en la actualidad) el “reino” a asegurar era el Estado de Israel. El documento detalla un plan para derrocar de manera violenta a todos los países enemigos de Israel en Oriente Medio: Iraq, Irán y Siria. No deja de ser asombroso cómo aquel documento se está cumpliendo al detalle. Cuatro años más tarde este mismo grupo de sionistas americanos escribió otro documento titulado “Reconstruyendo las Defensas Americanas“, en la misma linea belicista, pero los autores mostraban su preocupación de que el pueblo americano no aceptara un plan tan agresivo a no ser que hubiera “un catastrófico evento catalizador, un nuevo Pearl Harbour”. Pocos meses después, tuvo lugar el ataque contra las Torres Gemelas y el Pentágono.

Terrorismo islamista: las causas ocultas (I) | Democracia Nacional

miércoles, 14 de enero de 2015

La historia del patriota de Mondragón que no se asustó ante las intimidaciones de los terroristas.

‘No hay escolta si no te afilias al PP o al PSOE’

El drama de cientos de miles de vascos que tuvieron que escapar a otras zonas de España para huir de las amenazas y que fueron obviados por el Gobierno por su adscripción política.

Protesta callejera en una localidad vasca. /EFE

El caso de Jorge del Valle es solamente uno de los miles que se han dado en la comunidad vasca en los últimos treinta años. Es vasco, nacido casualmente en Mondragón, aunque vivió en Anzola y en Urretxu. Fue precisamente en esta localidad, durante su adolescencia, donde su vinculación a España, patriotismo como él mismo señala, se vio reforzada. Por eso decidió vincularse a grupos políticos minoritarios, pero claros en su defensa de una interpretación unitaria y no fragmentada de España.

Su opción fue ingresar en Democracia Nacional, un grupo que se define como “social-patriota”. Una decisión que le costó sufrir el rechazo social en su municipio del que se marchó a los 17 años ante las agresiones que sufría, casi a diario, por parte del entorno proetarra. Ese primer “exilio” duró poco, ya que al año siguiente fue a hacer la mili en el cuartel de Loyola. Una vez terminado el servicio militar volvió a su casa familiar en Urretxu.


Allí siguió defendiendo la españolidad de la región en la que había nacido, lo que renovó el acoso contra él por lo que decidió inscribirse en un gimnasio y no achantarse ante las intimidaciones. En decenas de ocasiones grupos proetarras le intentaron agredir cuando andaba solo o en compañía de algún amigo. En muchas de esas ocasiones tuvo que defenderse y en las que causó daños a sus agresores, vio con sorpresa como era denunciado como si él fuera el agresor.

Pero los ataques del Valle, por pensar diferente a sus vecinos, no se ciñeron a los grupos callejeros de proetarras, y eso que convocaron hasta tres manifestaciones frente a su casa para pedir que abandonase el municipio. El propio ayuntamiento de Urretxu, a través de su alcalde, Pello González, reunió firmas para pedir el destierro del joven. González ha tenido después una meteórica carrera política dentro del mundo separatista. Pasó por la ilegalizada Udalbitza y pasó por cargos como diputado foral de Hacienda. También ha sido candidato a presidir la Diputación Foral de Guipuzcoa.

Le niegan protección por su adscripción política

 

El momento clave para la vida de Jorge del Valle llegó tras la detención del jefe del aparato militar de ETA en diciembre de 2002. Ibón Fernández Iradi, conocido como Susper, fue interceptado por gendarmes franceses y retenido en la comisaría de Bayona, de donde escapó por un conducto de ventilación dos días después de su captura. Pese a su huida, los agentes franceses encontraron importante documentación en los dos pisos que usaba el etarra, uno en Pau y otro en Tarbes.

En ellos se encontraba información fundamental para la lucha contra el terrorismo. Hasta tal punto que se detuvo gracias a esa documentación a 60 terroristas y más de 90 colaboradores de la banda ETA. Pero también se encontraron listas de posibles objetivos de los terroristas de ultraizquierda. Políticos, empresarios, militares, policías,… y entre todos ellos figuraba Jorge del Valle, que fue llamado de inmediato a dependencias de la Policía Nacional donde le comunicaron que se encontraba en los “papeles de Susper”.

Del Valle ha contado a Gaceta.es que el seguimiento que le hicieron fue muy pormenorizado: “entre las anotaciones que había junto a mi nombre, mi dirección, mi lugar de trabajo y mis horarios, había comentarios como que tomaba medidas de seguridad, que estaba muy acostumbrado a peleas y que tenía una buena forma física adquirida en el gimnasio”.


Tras conocer todos esos detalles, solicitó que le facilitasen alguna medida de seguridad, “que me pusieran escolta o me dieran licencia de armas”, según asegura. La opción de la licencia de armas fue descartada de inmediato, y respecto a la escolta “me dijeron que yo era un objetivo claro de ETA, pero que para ponerme escolta tenía que estar afiliado al PP o al PSOE, que de lo contrario no podían hacer nada al respecto”.

Lo único que hicieron por él fue asignarle un número de seguridad G, con el que podía identificarse en comisarías y cuarteles de la Guardia Civil, para que, en caso de sentirse amenazado pudiera acudir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Una medida muy por debajo de la que se concedió al resto de las personas que padecían el mismo nivel de amenaza que sufría Jorge del Valle tras aparecer en los papeles de Susper.

Durante dos años siguió en Urrechu, hasta que a mediados de 2004 decidió trasladarse a otra zona de España donde su vida y su integridad estuvieran protegidas de los asesinos de ultraizquierda de la banda terrorista ETA.

sábado, 10 de enero de 2015

Atentados en París. ¿Quién es el enemigo?


Los atentados islamistas en París han provocado las reacciones oficiales de siempre. Por un lado, en especial desde sectores izquierdistas, nos repiten que los integristas son una minoría dentro de la comunidad musulmana, por lo que tenemos que seguir siendo “tolerantes” y “seguir trabajando por una sociedad multicultural”. Desde sectores más derechistas anuncian que esto “es un ataque contra Occidente” y piden represalias contra el “enemigo” islamista”.

El problema es que ninguno de los dos va al fondo del problema. Primero: ¿por qué hay inmigración musulmana en Europa? ¿era necesario tener a millones de musulmanes dentro de nuestros países? ¿quién los ha traído y por qué? Segundo, las separaciones entre “moderados” e “integristas” son absurdas. Los integristas son los auténticos musulmanes. Los que siguen la doctrina coránica al pie de la letra. Siempre y en todas partes, habrá un porcentaje de la población musulmana que será integrista, por lo que, cuantos más “moderados” haya, más “integristas” habrá. Por no decir que la separación física entre ambos grupos es imposible en la práctica. Los dos conviven juntos, viven en la misma casa, mismo barrio, son de la misma familia y cualquier moderado puede volverse un integrista si se dan las condiciones oportunas. Por no hablar de que, a medida que van siendo mayoría se van olvidando de la moderación y que, en realidad, los moderados simpatizan con los integristas mucho más de lo que pensamos.

En cuanto a la derecha política y mediática, son los mismos que aplaudieron las invasiones de Iraq, Siria y Libia, en las que murieron cientos de miles de personas (musulmanes en su mayoría), son los mismos que aplauden la inmigración porque “flexibiliza” el mercado laboral, son los mismos que han llegado a criticar duramente a los ciudadanos alemanes que se manifiestan contra la islamización de su país, son los mismos que defienden a los moderados (¿hemos de entender que les parecería bien tener a veinte millones de musulmanes “moderados” en España?) en cuanto a su discurso de “guerra entre Occidente y el islam” sospechamos que se trata una vez más de enviar a nuestros soldados a Oriente Medio a matar musulmanes en beneficio de Israel. No nos engañemos. El islam no nos gusta pero, mientras se queden en sus países, no son el enemigo. El problema no es el terrorismo, el problema no es el paro masivo crónico de los inmigrantes musulmanes (La mitad de los marroquíes y argelinos que viven en la Comunitat Valenciana está en paro - Levante-EMV). El problema es la islamización de Europa a través de la inmigración y de la demografía, no el terrorismo. Los que han provocado esa inmigración son los auténticos enemigos de Occidente.

El enemigo es Aznar, que abrió las puertas de España a la invasión musulmana en 1999 y las mantuvo bien abiertas hasta el año 2004. Años después, todavía pedía que Europa abriera las puertas al islam (Aznar: "Las democracias europeas deben abrirse a la presencia del islam" - Libertad Digital).

El enemigo es Zapatero y el PSOE, que mantuvieron las puertas abiertas a partir de 2004 e, incluso, regularizaron a decenas de miles de musulmanes tras el atentado supuestamente islamista del 11-M.

El enemigo es el que entrega la nacionalidad española a cientos de miles de musulmanes.

El enemigo son caciques regionales del PP como Francisco Camps (y su mano derecha el corrupto Rafael Blasco) y Esperanza Aguirre, que llevaron una política de inmigración ultra-permisiva.

El enemigo son los dirigentes occidentales que apoyan invasiones y ataques contra países musulmanes y luego llenan Europa de musulmanes. El mismo presidente francés, Hollande, apoyó las invasiones integristas de Libia y Siria (sólo en Siria han muerto casi doscientas mil personas, bastantes más que los que han muerto en Francia).

El enemigo es Podemos, que quiere quitar las vallas de Ceuta y Melilla y “papeles para todos”.

El enemigo son los separatistas catalanes, que han inundado Cataluña de musulmanes.

El enemigo son los separatistas vascos como el PNV y Bildu, incapaces de hacer nada frente a la cada vez mayor comunidad musulmana presente en las provincias vascas.

El enemigo son UPyD, VOX (cuyos dirigentes nunca dijeron nada contra la invasión musulmana cuando medraban en el PP) y Ciudadanos, partido que, en boca de Jordi Cañas, dijo que el hecho de que Cataluña se llenara de mezquitas no era ningún problema (Ciudadanos: no a la inmersin pero s a los minaretes - Noticias Poltica - e-notcies).


El enemigo son las patronales y los economistas liberales que veían esta inmigración como una oportunidad para bajar los salarios.

El enemigo son administraciones como la Junta de Andalucia, que lleva décadas con una política pro-islámica promocionando a grupúsculos que se manifiestan en contra de celebraciones como la Toma de Granada.

El enemigo son los dirigentes que envían a nuestros soldados a misiones en la otra parte del planeta mientras que nuestras fronteras son un coladero que nadie vigila.

El enemigo es el que permitió de forma deliberada la invasión inmigrante por los aeropuertos, por los Pirineos y hoy por Ceuta y Melilla. El que recoge a las pateras en alta mar y las remolca hacia las costas de España en vez de forzarles a dar media vuelta, el que los mete en un Centro de Internamiento y después los distribuye por toda la España peninsular.

El enemigo son aquellos que llevan una política laboral y salarial que hace casi imposible que los jóvenes españoles puedan formar una familia y tener hijos.

El enemigo son todos los dueños de los medios de comunicación, productoras de cine, editoriales, discográficas, todos los “humoristas” sin gracia (como los de Charlie Hebdo), todos los creadores de opinión, todas las ONGs izquierdistas, antifascistas…que llevan décadas promocionando todo tipo de ideas y actitudes que han hecho más daño a Occidente del que nunca le harán mil comandos terroristas islámicos; los que fomentan ideas anti-familia, anti-maternidad y anti-natalidad. Este es el último motivo de la invasión inmigrante: la sustitución étnica de la población española por población extranjera. Este es el plan genocida que tiene en mente el enemigo.

El enemigo son los líderes de ONGs “contra la intolerancia” a las órdenes de fuerzas extranjeras que hablan de “ideas y delitos de odio” cuando se trata de criminalizar al Nacionalismo español pero no habla de “ideas de odio” cuando unos islamistas hacen una matanza en nombre del islam. Los que piden “no fomentar la islamofobia” tras atentados brutales pero en cambio, si un militante de DN estornuda, sus ideas son malignas y hay que encerrarlo de por vida.

El enemigo es el que promueve ideologías destructivas y anti-nacionales como el multiculturalismo, el mestizaje, el anti-racismo y, en general, el auto-odio entre el pueblo español y el europeo.

El enemigo es el que apoyó a los musulmanes albano-kosovares frente a los cristianos serbios creando el narco-estado musulmán de Kosovo en plena Europa.

El enemigo es el que quiere meter a Turquía en la UE.

El enemigo es el que permite a Marruecos y Arabia Saudí inundar de mezquitas España y Europa.

El enemigo es el que nos dice que apoyemos al “escudo de Occidente” Israel por su trato a los musulmanes (y cristianos) palestinos pero al mismo tiempo nos dice que odiemos a los cristianos serbios y rusos por su trato a kosovares y chechenos.

El enemigo es el que les da a los inmigrantes musulmanes “moderados” todas las ayudas sociales para que puedan multiplicar su número.

El enemigo son aquellas organizaciones que, a través de un cristianismo mal entendido, están alimentando al monstruo que les va a acabar devorando.

El enemigo son los que, a través de su control de la educación y de la cultura, han criminalizado la Reconquista finalizada por los Reyes Católicos el 2 de enero de 1492, y no digamos, la expulsión de los moriscos llevada a cabo por Felipe III de 1609 a 1614, decisión muy acertada con la perspectiva del tiempo. Los musulmanes, al igual que hoy, se estaban convirtiendo en una amenaza demográfica (en especial en el Reino de Valencia) y, al igual que hoy, eran la quinta columna que favorecía la llegada de piratas y de turcos musulmanes llegados de fuera.

El enemigo es Nicolas Sarkozy cuando pide que “el islam se expanda” en Francia (El deseo de Sarkozy: "Que el Islam se expanda" - El Manifiesto).

El enemigo es el que lucha contra el islamismo llenando Europa de musulmanes.

El enemigo es la Unión Europea, que abronca a España cada vez que lleva a cabo un tímido intento de controlar su frontera sur.

El enemigo es el que no hace nada ante la radicalización y expansión demográfica islámica que se está produciendo en el norte de África en este momento y que, tarde o temprano, acabará inundando España y Europa.

El enemigo son las élites americano-sionista-saudíes que derrocan a dirigentes árabes anti-islamistas como Sadam Husein o Gadafi y luego intentan derrocar a otro, como Bashar al Assad en Siria, financiando, armando y apoyando a los criminales integristas del Estado Islámico (¿Otro error?: El Estado Islámico recibe nueva 'ayuda' de EE.UU. lanzada desde aire - RT).

El enemigo es el que le dio en los años 70 luz verde a Arabia Saudí para promover el integrismo islámico en todo el mundo a cambio de establecer el patrón dólar-petróleo.

Ninguno de todos estos enemigos es musulmán. El enemigo lo tenemos dentro. Pocas veces en la historia ha existido un país con tantos traidores internos como los que tiene España (y Europa) en la actualidad. Pensad en ellos cuando lo que ha pasado en Francia pase en España, que pasará, bien porque unos tarados islamistas actúen por su cuenta o bien porque sean hábilmente utilizados por los estrategas de Washington, Tel-Aviv y Riad, si deciden crearle problemas a España y a Europa a través de una revuelta musulmana tipo Kosovo. Cataluña es la región ideal para que algo así ocurra.

Y finalmente, como dijo Manuel Canduela el pasado 22 de noviembre, el enemigo más importante, el peor de todos, lo tenemos delante cada vez que nos miramos en el espejo y vemos a esa persona que sólo sabe quejarse de lo mal que va todo hablando en privado con amigos y compañeros de trabajo, pero que es incapaz de tener el coraje necesario de reaccionar de verdad y de empezar a colaborar con el único partido que tiene las soluciones adecuadas a este problema: DN

No queremos ninguna guerra mundial contra el islam, eso sólo beneficiará a los arquitectos de la Globalización y a los que quieren trasplantar a Europa la misma situación que vive Israel con sus enemigos, para meternos en “su” guerra. Lo que queremos es que los musulmanes se larguen de Europa. Desde luego, una mayoría importante tendrá que irse. Igual que tendrán que irse los pandilleros sudamericanos que intentan echar a la gente a las vías del tren, los inmigrantes “subsaharianos” con antecedentes policiales que matan a policías, las mafias chinas que hunden al comercio español, las mafias del este que nos roban a diario… Pero antes de eso, hay que echar de todas las estructuras de poder (político, económico, mediático, cultural…) a los traidores internos que han provocado esta situación. De todas formas, es muy poco probable que Hollande haga nada contra la inmigración musulmana, teniendo en cuenta que es presidente justo gracias a que consiguió ¡¡el 93% del voto musulmán!! (Un estercolero llamado República francesa: El 93% de los musulmanes de Francia votó al socialista Hollande | Alerta Digital). En España, gracias a nuestros políticos traidores, los marroquíes van a poder votar en las próximas elecciones municipales. En esas condiciones ¿alguien se cree que algún político va a solucionar el problema musulmán?

¿Atentado de falsa bandera?

En principio parece un ataque islamista. Los antecedentes de los supuestos autores o las amenazas que había recibido la revista en el pasado así parecen indicarlo. Pero por otra parte extraña que uno de ellos fuera detenido hasta tres veces por integrista y estuviera en la calle, el hecho de que no se inmolen, que supieran que justo en ese momento se reunían todos los miembros de la redacción de la revista, el extraño olvido de uno de los terroristas dejándose el DNI en el coche, que huyan en un coche con matrícula tapada y llevando pasamontañas, que roben en una estación de servicio (se supone que un terrorista al que está buscando todo el mundo no se dedica a llamar la atención así y menos aún para robar comida y combustible. Estas cosas se tienen previstas), el suicidio de un comisario implicado en el caso, que uno de ellos estuviera fichado por los servicios secretos franceses, que otro fuera condenado en diciembre de 2013 a cinco años de cárcel por islamista y estuviera en la calle, la ya clásica muerte final de los terroristas para que nunca se sepa exactamente lo que ha pasado…

Todo da que pensar. Como en tantas ocasiones, desde los atentados del 11-S y el 11-M, falsamente atribuidos a islamistas, siempre queda la duda. El terrorismo islamista existe, pero también existen servicios secretos dispuestos a aprovecharse de esta circunstancia en beneficio propio. El problema es que en este momento la geopolítica internacional es tan inestable que puede haber pasado cualquier cosa.

Estamos en plena pugna entre dos bloques para ver quién controla el sistema monetario internacional. Por un lado están USA e Israel y por otro Rusia y China. En medio de ambos bloques hay muchos países, que aún no han decidido por quién decantarse, y este tipo de atentados pueden ser avisos para que dichos países no tengan la tentación de irse al otro bando. Y Hollande estaba tomando decisiones que no gustaban a algunos: la retirada de las tropas francesas de Afganistán, la negativa a intervenir en Libia, su ruptura con Marruecos o su acercamiento a Rusia de las últimas semanas. Hollande se vio con Putin hace un mes y hace apenas unos días pidió que se estudiara retirar las sanciones a Rusia por el conflicto de Ucrania (Hollande: 'Sanciones a Rusia deberán levantarse si se avanza sobre Ucrania' | Mundo | LA TERCERA).

También ha coincidido con los extraños avisos de bomba en Madrid contra varios medios de comunicación, llevados a cabo por un loco (otro mas) en tratamiento psiquiátrico, igual que el de hace unos días en Atocha. Empieza a llamar la atención la cantidad de estos locos que han aparecido en Francia y en España desde que ambos países llevaron a la UE a reconocer al Estado palestino. Podrían ser represalias contra ambos países por esa medida.

Como siempre, está la posibilidad de la participación de los servicios secretos saudíes, que son los que controlan a casi todos los movimientos integristas islámicos. Arabia Saudí está en crisis, con el rey enfermo y con distintas facciones disputando la sucesión. Incluso hay indicios de que su eterna alianza con Estados Unidos se esté rompiendo, aunque aún es pronto para decirlo.

Habrá que estar atentos a lo que pase durante los próximas semanas para ir atando cabos ¿volverá Hollande al redil? ¿un cambio en la política internacional francesa? ¿más leyes de control de la población? ¿hacer volver a Sarkozy al Eliseo? ¿nuevas intervenciones en Oriente Medio en beneficio de Israel? Veremos.


Atentados en París ¿quién es el enemigo? | Democracia Nacional

jueves, 8 de enero de 2015

ESTAMOS EN GUERRA.

strageparigi1
 
”La matanza de Paris es una declaración de guerra abierta hacia Europa, es necesario responder adecuadamente”, en calidad de presidente del partido europeo APF y como secretario nacional de Forza Nuova, Roberto Fiore traza un plan operativo:
 
1: Cierre inmediato de las embajadas de Arabia Saudita y del Catar en Europa, que son de todo menos centros culturales islámicos y mezquitas; a través de TV, bancos, empresas son entre los primeros que financian el terrorismo del ISIS y, gracias a la libertad de movimiento del que gozan sus Servicios Secretos, constituyen importantes enlaces del enemigo en tierra europea.
 
2: Censo urgente de los musulmanes en Europa, a través de las mezquitas y los centros islámicos; quien no esté regularizado debe ser expulsado con un procedimiento de urgencia, el resto debe ser puesto bajo un escrupuloso control, en espera de análogos procesos de expulsión inmediata, la misma suerte debe reservarse para los Imanes que se nieguen a colaborar”.
 
”Esperamos también que en los demás países europeos- concluye- que se formen movimientos populares anti-fundamentalistas, así como se ha producido con Pegida en Alemania. Los días de las charlas ”progres” han terminado”
 
 
 
 

miércoles, 7 de enero de 2015

Comunicado de Democracia Nacional ante la masacre en "Charlie Hebdo", Francia.

Los Musulmanes deben regresar a sus países

Debemos comenzar una política de deportaciones antes de que sea demasiado tarde.


Los recientes acontecimientos vividos en el país vecino no hacen si no fortalecer las tesis de Democracia Nacional. El modelo multicultural ha fracasado y una sociedad no puede convivir con su antagónica enquistada en su propio seno.

Durante las pasadas semanas varios atentados cometidos por musulmanes han sembrado el pánico en el país galo pero la matanza de hoy, en la revista ‘Charlie Hebdo’, ha transformado ese miedo en rabia e indignación.

La política de inmigración de las potencias occidentales esta siendo suicida y demencial, máxime si tenemos en cuenta el seguidísimo que Europa hace de las campañas bélicas norteamericanas e israelíes.

En pocas palabras, no podemos declarar la guerra a países musulmanes, bombardear sus casas, ciudades y luego, sin ningún tipo de control invitarles a venir aquí a instalarse, construirles mezquitas y dejarles parasitar en nuestro sistema social. El resultado de esta política demente es obvio, traemos esas guerras a nuestro hogar.

La política que propone DN es la diametralmente opuesta ya que nos oponemos radicalmente a apoyar las campañas bélicas de Estados Unidos e Israel en estos países y a su vez reclamamos un cierre de fronteras que garantice nuestra seguridad.

El pueblo francés según todas las encuestas está empezando a reaccionar ya que se auguran los mejores resultados para Marine Le Pen del Frente Nacional, partido que lleva en su programa el control exhaustivo de la inmigración y el cese de esa política seguidista de los intereses de USA e Israel. Desde aquí quiero solidarizarme con el pueblo francés que ha recibido este golpe terrorista brutal.

Pero es en España donde la situación es más delicada. Mientras que el Gobierno del PP realiza una política servil frente a los intereses yanqui-sionistas, al mismo tiempo va dando grandes pasos en la equiparación del Islam con la Fe Católica, algunas autonomías empiezan a incluir el árabe en sus planes de estudio y las mezquitas se abren por todo el territorio nacional. La inmigración, especialmente la musulmana, no encuentra ninguna traba a la hora de instalarse en nuestro país y los musulmanes reciben todo tipo de ayudas que, por otro lado, se niegan a los españoles. Para colmo las encuestas dan como favorito en las elecciones a “Podemos” un partido que no esconde sus simpatías por el islamismo, que cataloga a la “Reconquista” genocidio y que aboga por el “Papeles para todos” y “el ningún ser humano es ilegal”. Los españoles debemos reaccionar antes de que sea tarde y mostrar nuestro rechazo a este estado de cosas.

¿Y si se trata de un atentado de Falsa Bandera?

Debo reconocer que viendo la pericia militar del comando asesino, el momento político que vive Europa y teniendo en cuenta los antecedentes del 11M, 11S y 7J es la primera posibilidad que se me ha pasado por la mente, no obstante eso no invalidaría nuestro análisis ya que es solo cuestión de tiempo y de número que este conflicto entre Europa y el Islam desgarre nuestro continente en una sangrienta guerra si no lo solucionamos ya y solo hay una solución: Deben regresar a sus hogares. EUROPA PARA LOS EUROPEOS.


MANUEL CANDUELA

PRESIDENTE DE DN

https://www.facebook.com/manuel.canduela.5

Los Musulmanes deben regresar a sus países | Democracia Nacional

martes, 6 de enero de 2015

Lo que le espera a los trabajadores en 2015.


Desde el gobierno y sus medios de comunicación han aprovechado los últimos datos supuestamente buenos sobre la situación del empleo en España para asegurar que la crisis se ha dejado atrás y que las cosas cada vez van a ir mejor. Es normal que lo hagan. Su actuación en otras materias ha sido tan negativa que la economía es el último clavo ardiendo al que pueden agarrarse. Además, estamos en año electoral y hay que vender la moto, por muy falsa que sea.

Pero ni siquiera en economía pueden presumir. Las cifras macro-económicas pueden haber mejorado algo (como ocurre siempre que se adoptan medidas como la última reforma laboral) pero a costa de empeorar la situación de una parte muy importante de la población. Y ni siquiera eso, ya que seguimos con crecimiento real estancado, con elevados impuestos y déficit, la precariedad laboral y salarial aumentando, la emigración va a más, no se ve ningún cambio de modelo productivo (al contrario, seguimos igual, ahora un multi-millonario chino anuncia otro macro-proyecto urbanístico en Madrid) el número de horas trabajadas no para de bajar y, sobre todo, la deuda externa no para de crecer. España funciona a base de deuda, de recibir prestado desde el exterior gracias a que el BCE mantiene el grifo abierto sin límites, lo que ha bajado la prima de riesgo. Pero esto no va a durar siempre. En cuanto pare ni siquiera el descenso del precio del petróleo podrá evitarnos tener serios problemas. Y ese dinero hay que devolverlo con intereses que, en este momento están muy bajos, pero en cuanto suban ya veremos lo que pasa. Pero al gobierno le da igual, ahora quiere perdonar a las autonomías parte de su deuda. Realmente no se perdona nada, esa deuda la pagaremos el conjunto de los españoles. Se critica mucho (con razón) el rescate a la banca, pero muy poco se habla del rescate a las autonomías. En total, una deuda pública que va camino del 130% del PIB, y no del 100%, como nos dice la prensa. El PIB real es un 20-25% más bajo del que nos dicen. Aparte quedaría la deuda privada, que sigue siendo altísima.

Todo como consecuencia del funcionamiento del Banco Central Europeo, que tiene prohibido justamente hacer lo que han hecho siempre estos bancos: financiar las economías nacionales sin la carga de la deuda. Pero en la UE no es posible. El BCE presta a la banca privada a intereses bajísimos y ésta después presta a los Estados a intereses más altos. El asunto se vuelve mucho más grave cuando los préstamos de esa banca privada a los Estados van dirigidos en parte a pagar la deuda que esos mismos Estados contrajeron cuando rescataron a la banca. Una auténtica estafa. Decimos en parte, porque la mayoría de ese dinero va dedicado a financiar los gastos públicos necesarios que no podemos financiar a través de nuestra economía privada y, sobre todo, los gastos públicos innecesarios consecuencia de un Estado autonómico desastroso, de tener que mantener a cientos de miles de enchufados y por una inmigración que gasta mucho más de lo que ingresa. Gastos que se podían pagar en su momento, con los ingresos temporales de la burbuja inmobiliaria, pero que ahora son insostenibles.

si nos quitan

Nuestra deuda externa no para de aumentar y ya es impagable. Y es impagable porque el Estado no ingresa lo bastante como para pagarla. Es imposible que lo haga, con el número de horas trabajadas bajando por millones (http://www.elconfidencial.com/economia/2014-08-29/espana-pierde-28-millones-de-horas-de-trabajo-pese-a-crear-127-000-empleos_182454/) con unos empleos temporales y precarios donde se cobran 3 euros la hora. Con cada vez más “600 euristas” (los mileuristas son ahora privilegiados) Esa es la razón por la que, a pesar de que aumentan los cotizantes, la recaudación baja. No se crea empleo sino que se destruye, y el que queda se reparte entre más gente. Y menos podremos pagar la deuda si no nos dejan trabajar y tener ingresos. La Unión Europea sigue permitiendo que países terceros puedan meter sus cítricos en Europa usando productos insecticidas que están prohibidos dentro de la UE, lo que perjudica gravemente a los agricultores españoles. Se supone que pertenecer a la UE ha de beneficiarte, no perjudicarte. Y si a eso le añadimos los altos impuestos, la baja productividad de nuestra economía, los monopolios que encarecen nuestra energía, la existencia de diecisiete mercaditos internos en España y la presencia de millones de inmigrantes que aportan muy poco ¿de qué recuperación hablan?

Las recomendaciones (órdenes) que hemos recibido desde que empezó la crisis son las de siempre: reformas del mercado laboral, bajar salarios en algunas regiones (el hecho de que en España las regiones con los salarios más bajos sean las que tienen el paro más alto parece no importarles), mini-empleos, privatizar servicios públicos, subir algunos impuestos y bajar las pensiones. Reformas basadas en supuestos falsos, como que las causas de la crisis española son el “excesivo gasto público” y la “rigidez del mercado laboral”. Lo peor es que todas estas reformas se hacen para bajar el déficit y la deuda, pero luego resulta que el déficit no baja y la deuda no para de subir. También se hacen estas reformas para “fomentar las exportaciones” pero la verdad es que poco vas a exportar con una moneda fuerte como el euro, con una economía productiva desmantelada y cuando la inmensa mayoría de tus empresas son pymes con poca capacidad exportadora y menos aún cuando carecen de financiación y sufren la competencia desleal china. Esta política sólo beneficia a las grandes empresas, que son las crean menos trabajo y las que pagan menos impuestos.

Pero este es el papel que el Nuevo Orden Mundial decidió para España durante la nefasta Transición: suministrar mano de obra barata para el norte, desmantelar los sectores primario y secundario y ser una economía de servicios con buen clima, buenos precios y diversiones para los turistas europeos. En pocas palabras: el burdel de Europa. Por supuesto, no hacen ni una propuesta de las que sí habría que hacer: cambiar el funcionamiento del BCE y de la banca privada, renegociar la deuda, eliminar autonomías y enchufados, bajar impuestos, intervenir el mercado energético, repatriar tres millones de inmigrantes, perseguir el  fraude fiscal, cambiar el modelo económico…¡¡de esto nada!!

Y como opción a estudiar: la salida del euro, algo que España debería empezar a plantearse seriamente junto al resto de países europeos con problemas. Es la única manera de hacer frente a la coalición formada por el capitalismo y la prensa anglosajona (más su ariete el FMI), las élites alemanas y los organismos directores de la UE, en especial el BCE (dirigido por el ex-Goldman Sachs Mario Draghi)

http://democracianacional.org/dn/lo-que-le-espera-a-los-trabajadores-en-2015/

lunes, 5 de enero de 2015

El León de Damasco.

LA OPINIÓN DE JUAN MANUEL DE PRADA

 

El mantenimiento de Al Assad en el poder es la única esperanza que resta a las comunidades cristianas de la región

 

 

En algún artículo anterior, hemos empleado el término paulino «katéjon» (obstáculo) para referirnos a Bashar Al Assad, el León de Damasco, que durante estos últimos años ha sido un bastión inexpugnable contra la extensión de la barbarie islamista. A algunos de mis lectores, intoxicados por la propaganda anglosionista, les causó gran perplejidad mi defensa de Al Assad, como en su día les causó estupor mi defensa del dictador Sadam Hussein. Pero no hay nada oculto que a la postre no haya de manifestarse; y la perspectiva de los años, a la vez que ha desvelado las patrañas de los intoxicadores, ha hecho esta defensa mucho más comprensible: cuando Sadam Hussein gobernaba Irak, había en el país más de millón y medio de cristianos, protegidos por las leyes del dictador, que incluso contaba con cristianos entre sus ministros. Hoy puede decirse sin temor a incurrir en la hipérbole que el cristianismo ha sido borrado de Irak; y, aunque haya sido la barbarie islamista la firmante de su defunción, hemos de recordar que durante los años en que Irak permaneció bajo control directo de Estados Unidos y de sus colonias, la seguridad de los cristianos iraquíes nunca fue garantizada, hasta el extremo de que fueron obligados a la diáspora sin que Estados Unidos y sus colonias parpadeasen, o parpadeando a destiempo, de tal modo que sus parpadeos más bien parecían guiños de connivencia dirigidos al islamismo. 

En Siria, las leyes de Al Assad protegían a la minoría cristiana (casi un diez por ciento de la población), permitían la erección de iglesias y garantizaban el culto. Pese a la intoxicación anglosionista y a la oscura alianza que nutrió de armas y asesoramiento a los entonces llamados «rebeldes», Al Assad logró resistir (con la ayuda de sus aliados, en especial Rusia e Irán) la ofensiva de unas fuerzas que poco a poco fueron desvelando su verdadero rostro. Frente a los intoxicadores que lo presentaban como un genocida capaz de exterminar a los sirios con tal de mantenerse en el poder, Al Assad proclamó su deseo de morir junto a su pueblo; y ha probado sobradamente que no hablaba a humo de pajas, manteniendo primero una defensa heroica contra los «rebeldes» financiados y asesorados por potencias extranjeras, haciendo frente a las intoxicaciones que pretendieron imputarle el empleo de armas químicas para justificar una invasión (evitada in extremis gracias a la oposición de Rusia) y, por último, manteniendo con bravura las posiciones frente al ataque arrasador de las alimañas del Estado islámico, que en cambio hicieron añicos las resistencias de las tropas iraquíes entrenadas por Estados Unidos y sus colonias. Todo ello mientras sufre en su territorio bombardeos que, con la excusa de atacar las posiciones del Estado Islámico, han devastado también centros vitales para la supervivencia del pueblo sirio.

En los últimos meses, la intoxicación ha bajado el diapasón, presentando a Al Assad como un «mal menor» con el que tal vez haya que entenderse, mientras se combate al Estado Islámico (aunque sin renunciar a deponerlo en una etapa posterior); y ya son varios los países de la región que han restablecido relaciones diplomáticas con el régimen de Al Assad, que para despedir el año volvió a mostrarse junto a sus tropas y a compartir su rancho. Hoy ya sabemos que el único pecado de Al Assad (como del régimen iraní) fue oponerse a la pretensión de hegemonía económica del anglosionismo; también sabemos que su mantenimiento en el poder es la única esperanza que resta a las comunidades cristianas de la región, martirizadas por el islamismo ante la impasibilidad o connivencia de Estados Unidos y sus colonias. ¡Larga vida al León de Damasco!

http://www.abc.es/lasfirmasdeabc/20150104/abci-leon-damasco-201501040222.html

viernes, 2 de enero de 2015

Un negro mata a un policía empujandolo a las vías del tren mientras era identificado.

  • Los dos han caído a las vías
  • Un convoy les ha pasado por encima
  • El policía fallecido tenía 28 años
  • El hombre que identificaba se encuentra herido grave
Un Policía Nacional ha muerto arrollado por un tren en la estación de Renfe de Embajadores en Madrid al ser empujado a la vía por una persona a la que el agente estaba identificando, han informado fuentes policiales. El policía, que tenía 28 años, falleció en el acto. El otro herido, un varón de raza negra de unos 30 años, que también cayó a las vías, se encuentra muy grave.

Las mismas fuentes han detallado que no se pudo hacer nada por el agente ya que falleció en el acto. Bomberos y Samur han rescatado de debajo del tren al otro herido, que presenta un traumatismo craneoencefálico severo. Ha sido trasladado muy grave al Hospital 12 de octubre.

El agente ha muerto arrollado por un tren en la estación de Renfe de Embajadores en Madrid al ser empujado a la vía por una persona a la que el agente estaba identificando, han informado a Europa Press fuentes policiales.  El suceso no tiene relación con lo acontecido en Atocha donde un hombre amenazó con hacer estallar explosivos en un tren y la estación tuvo que ser desalojada.