jueves, 4 de junio de 2015

Hipocresía: Reprimir la mala educación separatista.

Veamos 2 ejemplos de mala educación separatista usados por políticos y juntaletras para quejarse hipócritamente:

Pitar al himno nacional.

El pasado sábado 30-05-2015 durante la final de la Copa del Rey de fútbol los aficionados del Athletic de Bilbao y del Barcelona una vez más pitaron al himno nacional.

2015-05-30 - Pitada durante la final de Copa

Como consecuencia de ello hay quien reclama castigos contra los respectivos clubes y/o sus aficionados. Yo en cambio no impondría ningún castigo por pitar al himno nacional, por insultar al rey, la bandera o cualquier otro símbolo de España, pues eso forma parte de la libertad de expresión, y considero cometer esos actos como simples faltas de mala educación de unos paletos sin clase, y la mala educación no debe ser delito nunca.

La gente individualmente puede tener las ideas o mentalidad que sea, pero es el Estado el que con sus medios impone siempre su ideología oficial. Si el Estado no hubiera permitido que en ciertas regiones se fomentara el separatismo, la tergiversación de la Historia y la represión contra el idioma español por medio del sistema educativo y de los medios de manipulación, la cantidad de separatistas ahora sería insignificante, y no habría ningún problema de pitadas al himno nacional. A lo mejor habría una minoría de individuos que pitarían al himno en la final de Copa pero no tendrían ninguna importancia.

Entonces el problema de España no es que se permita la libertad de expresión de los separatistas pitando el himno nacional o quemando banderas de España por ejemplo, sino que el sistema educativo y medios de manipulación hayan CULTIVADO Y CRIADO a los separatistas igual que un agricultor cultiva tomates o un granjero cría cerdos o borregos, pues eso es lo que los separatistas son: ganado, borregos adoctrinados por el régimen progre mundialista orwelliano y antiespañol.

Los que dicen querer castigar a los separatistas lo que pretenden es acallar la libertad de expresión, y no son los separatistas su principal objetivo. Los separatistas son la excusa que ha surgido ahora para seguir recortando derechos. El objetivo real de esta gente son los que se oponen a la ideología del régimen: los patriotas, los antifeministas, etc.

Así que lo indignante en realidad de este asunto de las pitadas al himno no es la pitada en sí, que no tiene la menor importancia, sino la enorme HIPOCRESÍA de toda la gentuza que ahora se quejan de lo que han permitido o incluso fomentado hacer desde 1975.

Los únicos castigos que yo impondría por pitar al himno nacional serían los siguientes:
  • Una buena multa por exceso de ruido, pues según me contaron la pitada alcanzó un nivel de ruido excesivo muy incómodo en lo psicológico y hasta dañino para el oído.
  • A los que repartieron silbatos (gratis o vendidos) les pondría otra multa por conspiración (colaboracionismo y promoción) para provocar ruido excesivo.

No condenar los crímenes de ETA.

Lo mismo digo del comportamiento de Batasuna (el antiguo nombre de Bildu). Políticos y juntaletras exigían hace años que Batasuna condenara los asesinatos de ETA so pena de prohibir dicho partido político.

A mí que condenen o no los crímenes de ETA me daba igual. No hacerlo es solamente constatar la falta de educación de esa gentuza. Pero la falta de educación no tiene gran importancia, cuando los crímenes reales cometidos por ETA eran matar, extorsionar, coaccionar… Que luego sus amigos de Batasuna/Bildu no quieran condenar esos crímenes es lo de menos. En realidad yo prefiero que no condenen los crímenes, porque me gusta ver en qué bando está cada cual, me gusta ver al enemigo de frente y por lo menos se muestran tal como son sin engaños.

El problema aquí es el mismo que el de pitar al himno nacional: Hipocresía de los que se quejan tras haber permitido el fomento del separatismo en ciertas regiones durante décadas.

Más aún, considerando que todos estos políticos y juntaletras que ahora se quejan son los mismos que se han mostrado permisivos y colaboracionistas con los que fomentaban el separatismo, no me extrañaría que la intención real al predicar castigos contra la mala educación de los separatistas sea estimular que reaccionen radicalizándolos más, y no de solucionar el problema.

La solución del problema es bien fácil pero hay que tener un gobierno español y no traidor como hemos padecido hasta ahora: Recuperar el control del sistema educativo y de los medios de manipulación para reespañolizar a la población.

https://qbitacora.wordpress.com/2015/06/04/hipocresia-reprimir-la-mala-educacion-separatista/#more-7926

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.