lunes, 30 de noviembre de 2015

¿Qué era FET de las JONS?

FET de las JONS, Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, fue el partido único del régimen de Franco. Nació el 19 de abril de 1937 como producto del llamado “decreto de unificación” que agrupaba en una sola organización a todas las fuerzas políticas presentes en el bando sublevado el 18 de julio. La base de la unificación, sin embargo, fueron realmente sólo dos de esas fuerzas: la Falange y el Requeté (los carlistas), porque las otras, desde los democristianos de la CEDA hasta los monárquicos de Renovación Española, pasando por todos los demás partidos burgueses y agrarios de la derecha, apenas mostraron capacidad de movilización a la hora de allegar efectivos al campo de batalla. De hecho, la mayor parte de sus bases abrazaron al falangismo o al tradicionalismo, según sus propias inclinaciones.


La unificación no fue un proceso natural ni deseado por ninguna de las partes, sino que vino forzado por las circunstancias de la guerra y por la necesidad de organizar bajo un mando único la reconstrucción política de la España “nacional”. 
Franco había exigido, desde su designación como Jefe del Estado, tanto el mando militar como el mando político. Era lógica militar en estado puro, pero, además, el ejemplo de lo que estaba ocurriendo en el otro bando era suficiente argumento: las peleas entre republicanos de izquierda, socialistas, comunistas, separatistas y anarquistas habían llevado en todas partes a una situación insostenible, y esas querellas eran en buena medida responsables del persistente retroceso militar del Frente Popular a pesar de su abrumadora superioridad en recursos. 
El bando sublevado, sin embargo, no poseía una homogeneidad mayor: entre los requetés, los falangistas, los monárquicos y los partidos católicos había diferencias insalvables.
Lo que les llevó a aceptar el imperativo político y militar de la unificación fue la certidumbre de que, en caso de derrota, serían aniquilados por el enemigo. 
¿Cosas en común? Patriotismo español, vinculación a la tradición nacional, catolicismo… Era suficiente para empezar.

La F y la T

Las fuerzas fusionadas por el decreto de unificación provenían, a su vez, de fusiones previas. 

La Falange Española y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista había nacido en 1934 como unión de dos grupos muy minoritarios. Uno, la Falange de José Antonio Primo de Rivera, creada el año anterior, podría considerarse como la versión española del fascismo italiano, inspirada en buena medida por los éxitos de Mussolini, pero con las importantes salvedades de que era un partido católico, su nacionalismo estaba bastante sublimado y se inspiraba en la cultura tradicional. En realidad, por preocupaciones y talante, la Falange estaba más cerca de los movimientos no conformistas de los años 30 que del fascismo propiamente dicho. Mucho más próximo al modelo italiano era la otra pata de aquella fusión, las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, fruto a su vez de la unión de dos grupúsculos previos: las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica, del abogado vallisoletano Onésimo Redondo, y el grupo la Conquista del Estado, de Ramiro Ledesma Ramos. Fueron las JONS las que aportaron a la Falange la ideología sindicalista y la dinámica revolucionaria. El partido, con todo, tuvo un éxito limitadísimo antes de la sublevación de 1936. Ledesma, disconforme con lo que consideraba una línea de colaboración con la oligarquía derechista, abandonó la formación en 1935. En las elecciones de febrero de 1936 Falange obtuvo un resultado paupérrimo. Después, en la primavera de ese año, Primo de Rivera fue abusivamente encarcelado por el gobierno del Frente Popular, lo cual descabezó literalmente al movimiento.


El otro gran protagonista del decreto de unificación, el carlismo, agrupado en torno a la Comunión Tradicionalista, era el movimiento político más antiguo de España: nació en 1833, en el contexto de la guerra dinástica tras la muerte de Fernando VII, y con el paso del tiempo construyó una doctrina basada esencialmente en la defensa de la tradición tanto en las formas políticas como en la religión y en la cultura social, doctrina resumida en el lema “Dios, patria, rey y fueros”. Después de protagonizar tres guerras civiles –que perdió-, el carlismo entró en una larga fase de escisiones y reconstrucciones que, sin embargo, no mermó su apoyo social. Desde principios del siglo XX conoció una expansión popular muy notable y en las propias cortes republicanas mantenía una representación parlamentaria nada desdeñable, además de una masa militante altamente movilizada. Por católico, por monárquico y por tradicional, el carlismo lo tenía todo para levantarse contra el Frente Popular y, de hecho, fue la principal fuerza sublevada en regiones como Navarra. El gran problema era el dinástico, porque los carlistas no querían simplemente derribar a las izquierdas para sustituirlas por un directorio militar, sino que aspiraban a reponer en el trono a su propio monarca, que era Alfonso Carlos de Borbón y Austria-Este. La urgencia de la guerra dejó al margen este asunto y, para colmo de desdichas, Alfonso Carlos murió a finales de septiembre de 1939 con 87 años y sin dejar descendencia. La corona carlista fue a parar a la cabeza de su sobrino Javier de Borbón-Parma en calidad de regente, y Javier apoyará el Alzamiento, pero éste no le apoyará a él. Después de dos intentos de entrar en España, Franco terminará echándole del país.


En el momento del decreto de unificación, tanto el núcleo duro de Falange como la cúpula del carlismo se mostrarán abiertamente hostiles a la idea: ninguno de los dos grupos quería perder su identidad en un proyecto que para los falangistas era demasiado reaccionario y para los carlistas resultaba demasiado revolucionario. Habrá convulsiones violentas en numerosos lugares y los líderes de ambos movimientos, Manuel Hedilla y Fal Conde respectivamente, terminarán desterrados.

Un éxito a martillazos

Y si ni falangistas ni carlistas querían “unificarse”, ¿de quién fue entonces la iniciativa? De Ramón Serrano Súñer, ex diputado de la democristiana CEDA y cuñado de Franco, que en aquellos meses iniciales del nuevo Estado fue el auténtico cerebro político del bando sublevado. Fue Serrano Súñer quien “repobló” la Falange con millares de nuevos afiliados que venían, sobre todo, de la derecha católica y monárquica, pero también de la izquierda: gente que en la nueva bandera encontró un excelente recurso para “blanquear” su posición. Para esa “nueva” Falange, movilizada sobre todo por la guerra, la unificación bajo el mando del general Franco no era en absoluto desagradable. ¿Y para los carlistas? Para la mayoría de ellos, la guerra no era una nueva “carlistada”, sino más bien una cruzada contra los enemigos de la religión, y esa idea se impuso fácilmente en unas masas populares cuyas preocupaciones siempre habían sido mucho más religiosas que políticas. Por otra parte, Serrano Súñer encontró en ambos bandos fuertes aliados para su propósito unificador: en la Falange, un militante de primera hora como Raimundo Fernández Cuesta, y en el carlismo, un prohombre del tradicionalismo como el conde de Rodezno.


¿La unificación tuvo éxito? Objetivamente, sí. Simplificó mucho el problema de la disciplina en el campo de batalla y, sobre todo, en la retaguardia, y permitió concentrar la atención en la guerra y, al mismo tiempo, en la construcción de un Estado. La bandera de FET y de las JONS acogió a prácticamente toda la derecha nacional, desde los monárquicos alfonsinos hasta los democristianos. A cambio, la Falange perdió mucho de su impulso revolucionario y el carlismo se quedó sin su reivindicación fundamental, que era la dinástica. La frustración será una nota permanente en las organizaciones “madre” durante muchos años, y llegó incluso a ocasionar incidentes con derramamiento de sangre, como en los sucesos de Begoña de 1942, cuando elementos de Falange arrojaron una granada contra el general carlista Varela. Sin embargo, lo cierto es que la gran masa popular de unos y otros permaneció obediente al nuevo régimen.

¿Qué quedó de la Falange original en el régimen de Franco? Esencialmente, la política social: la cobertura laboral, los seguros sociales, la asistencia sanitaria, la reforma agraria, la nacionalización del Banco de España –que había seguido siendo privado bajo el Frente Popular-. 
¿Y del tradicionalismo? Perdida la apuesta dinástica, el tradicionalismo aportó sobre todo su sentido profundamente religioso de la vida social, que en la práctica se tradujo en una enorme influencia de la Iglesia en todos los campos de la vida pública.
Al final, FET y de las JONS fue sobre todo un uniforme: camisa azul falangista con boina roja carlista.

Ni partido, ni único

Es importante subrayar que FET y de las JONS nunca llegó a ser el equivalente del partido único en los regímenes fascistas.
El Partido Nacional Fascista de Mussolini o el NSDAP de Hitler eran organizaciones enteramente superpuestas sobre la estructura del Estado y, aún más, sobre el conjunto de la vida pública de la nación. Su ambición expresa era abarcar enteramente partido, estado y nación.
Por el contrario, FET de las JONS nunca fue nada de eso. No porque sus jefes no lo desearan, sino porque Franco no quiso. De hecho, en los sucesivos gobiernos de Franco los falangistas siempre fueron minoría. FET de las JONS era el único partido político del régimen y Franco fue su jefe nacional hasta su muerte, pero ni era un partido propiamente dicho, sino más bien un instrumento del poder ejecutivo, ni ocupaba el conjunto del aparato de Estado. ¿Podría haberlo hecho si la segunda guerra mundial hubiera terminado de otra manera? Tal vez. Pero no fue así.


Para “desfalangizar” el régimen, en septiembre de 1943 se dio orden de que las referencias oficiales a la Falange fueran sustituidas por el término “Movimiento Nacional”. La fecha no es baladí: para ese momento ya era poco probable una victoria del Eje. 
La columna política del Movimiento era FET de las JONS, pero además había otros protagonistas, desde los sindicatos del régimen hasta las Reales Academias. Y el Movimiento tampoco acaparaba el conjunto de la vida pública porque tenía que competir con el peso de otras fuerzas, desde la Iglesia –de influencia determinante- y las asociaciones católicas hasta los militares y las estructuras tecnocráticas creadas por el propio régimen para dirigir la economía. Cada uno de estos centros de poder generaba su propia “familia” (así se las llamaba: las “familias del régimen”) que trataba de imponer sus criterios sobre los demás. Y Franco gobernará sobre toda esa constelación de poderes como jefe único de todo, pero manteniendo interesadamente una pluralidad limitada que, lejos de debilitar al régimen, lo fortalecía.

Con el tiempo, Falange quedaría reducida a una cobertura estética formal de ciertos aspectos políticos y sociales del régimen de Franco mientras el carlismo, por su lado, se refugiaba en sus reivindicaciones tradicionales, pero sin plantear –ni la una ni el otro- plataformas de oposición al poder. En cierto modo, puede decirse que la propia evolución del régimen terminó asfixiando a ambos movimientos. Antes incluso de la muerte de Franco, tanto la Falange como el tradicionalismo conocieron numerosas escisiones internas. Pero eso es otra historia.

EXTRAÍDO DE: http://www.gaceta.es/jose-javier-esparza/7-fet-jons-27112015-2038

domingo, 29 de noviembre de 2015

Análisis de CIUDADANOS desde una perspectiva patriota.

Antes de nada, manifestar que Ciudadanos en su página web se declaran de centro-izquierda y liberal-progresistas.

Vamos a ver como en eso, precisamente en eso, no mienten:


PROGRESISTA, en cuanto a lo moral-ideológico:


Nos encanta el orgullo gay.























De entrada nos declaramos FEDERALISTAS, como el PSOE. (Es decir, alentar indirectamente el separatismo)

Pero es que se dice que defendemos la unidad nacional, y bueno... tampoco está muy claro eso:






Carolina Punset, la del vídeo.
En inmigración sobran las palabras...


¿Lo de legalizar las drogas qué tal lo véis? Suena un poco perroflauta...

Anestesia y muerte de la juventud: Mentes vacías no piensan, cuerpos débiles no luchan.

Y LIBERALES, en cuanto a lo social-económico:

Para empezar, Albert Rivera estuvo en NNGG del PP.




Toda persona puede cambiar de ideas, y el hecho de haber estado en el PP no debería ser motivo de crítica excepto porque... sigue pensando igual:

Quieren bajar el IRPF para la minoría con rentas más altas. Entre un 7% y 9% para aquellos contribuyentes con ingresos superiores a 65.000€ al año (5.416€/mes).




De la deuda ilegítima que tiene España, fruto de la usura de la UE, dicen que hay que pagarla, claro.
Y como era de esperar, están a favor del criminal TTIP.

Visto lo visto, sólo queda confiar en eso de la "regeneración democrática"...
¿Vivir de la política, sea en el partido A, B o C? Que va... ¡somos gente de principios! (si no le gustan, tengo otros )

¿Qué tal llevamos lo de la corrupción y la transparencia?


Nos patrocinan empresas, bancos y medios de comunicación, pero somos los "Ciudadanos"...



Por último, si sabes que es el Club Bilderberg, esta noticia te tiene que resultar demoledora:

Sobra decir que es un partido sionista, vendido a los intereses de la UE, EEUU e Israel (aunque esto no salga de manera clara en la tele).

Ya se ha visto en las pasadas elecciones autonómicas como en unas ciudades pactaba con PP y en otras con PSOE:

En definitiva, es un partido con 10 años de historia, que le ha interesado al sistema dar bombo hace 1 año para reforzar el bipartidismo.

Dirás: ¿y si gana? Pues si gana, ya has visto con toooodo lo anterior que es LO MISMO que el PPSOE, pero con una cara nueva.

Podría hacer el artículo más extenso, pero si esto no te convence, no tienes remedio.

NOTA: He puesto fotos en vez de enlaces para hacer el artículo más fluido. Si alguien duda de cualquier información, no tiene más que poner en Google el titular de la foto que quiera comprobar. 

domingo, 22 de noviembre de 2015

10 demoledores argumentos contra los "refugiados"

Este artículo les proporcionará argumentos de peso que les serán muy útiles en conversaciones con familiares, amigos, etc, sobre el tema de los "refugiados".

Nº1. ¿Mujeres y niños?
Según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el 75% son hombres adultos. Esto refuta el argumento progre que repiten cínicamente en la tele de "es que son mujeres y niños...", para generar lástima.


Si no te crees los datos de ACNUR, AQUÍ tienes un recopilatorio de algunas fotos con mayoría abrumadora de hombres.

Nº2. Familias.
Si los refugiados en teoría huyen de una zona de guerra para ponerse a salvo en otra de paz, y en una gran mayoría vienen hombres... ¿se ponen ellos a salvo dejando a sus familias en la zona de guerra?



Nº3. Procedencia.
Nos dicen en los medios que los refugiados huyen de la guerra de Siria, pero según estadísticas de la UE, solo el 21% de los "refugiados" son sirios¿Qué hay de todos los demás que no son sirios?

NOTICIA: Cifras de la UE exponen 4 de cada 5 migrantes no son de Siria.
http://www.dailymail.co.uk/news/article-3240010/Number-refugees-arriving-Europe-soars-85-year-just-one-five-war-torn-Syria.html#ixzz3so3K7VRz 



NOTICIA: Datos de la UE muestran que el 80% de los migrantes no son de Siria.

En este vídeo aparece un verdadero refugiado sirio denunciando esta situación:



Nº4. Inmigrantes.

De acuerdo, está claro que de entre todos los que dicen ser refugiados, hay algunos reales. En esos casos, no es cuestión de solidaridad (que también) sino un imperativo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: el derecho de asilo.
Pero... según estas mismas leyes internacionales, una persona con el estatus de refugiado, perderá esta condición cuando cruce un segundo país en paz. Es decir, que como es lógico, los países limítrofes deben ser quienes acojan a los refugiados. Si cruzan 7 u 8 países para ir a Alemania, Francia, España o Suecia (que es donde más ayudas sociales dan) ... ya no son refugiados. Son inmigrantes económicos.




Nº5. Solidaridad.
Se apela a la solidaridad, pero... ¿Solo Europa debe ser solidaria?
¿Qué hay de todos los países árabes ricos?
Esto es lo que hay: 
Las monarquías del Golfo se niegan a acoger refugiados.
http://www.lavanguardia.com/internacional/20150908/54436330500/monarquias-golfo-niegan-acoger-refugiados-sirios.html
Arabia Saudí tiene 3 millones de tiendas de campaña vacías y se niega a acoger ningún refugiado.
http://somatemps.me/2015/09/11/que-es-esto-arabia-saudi-tiene-3-millones-de-tiendas-vacias-y-no-acoge-un-solo-refugiado/

¿Y qué hay de Israel?
Netanyahu rechaza acoger a refugiados y reforzará las fronteras para protegerse del terrorismo.
El primer ministro israelí reitera que no van a permitir que «Israel se vea inundado con infiltrados, trabajadores inmigrantes ni terroristas». También ha argumentado que Israel es «muy pequeño».

Nº6. Cuestión cultural.
¿No sería lógico que fueran acogidos por países con los que comparten cultura (árabe) y religión (islam) ?



7. Huir o luchar.
Parece ser que la solución progre ante la guerra es huir como refugiado. Bien, en ese caso, lo mejor será que se pongan a salvo TODOS los sirios. ¡Dejemos a los yihadistas que tomen Siria sin esfuerzo!
¿Acabará ahí la cosa? ¡NO! Con ese planteamiento pacifista, los yihadistas no encontrarían oposición en ningún país, puesto que sus habitantes huirían como refugiados.
Entonces, es lógico pensar que si se los dejara avanzar sin ser combatidos, al final los tendríamos llamando a la puerta de España.

Sus planes

Así pues, se les plantea a los sirios 2 opciones: 
  • HUIR para refugiarse, dejando tu tierra y tus compatriotas a su suerte.
  • LUCHAR para defender tu país.


Incluso hay mujeres combatiendo

8. Terrorismo.
La inmensa mayoría de los refugiados son musulmanes, bien. Sabemos que entre los musulmanes hay un porcentaje de ellos que son extremistas. Grande o pequeño, pero lo hay. 
Por simple regla de tres directa: a más musulmanes, más extremistas. Además, cada poco salen noticias de yihadistas detenidos.
Pero no sólo eso, de hecho el ISIS está colando terroristas entre los refugiados.
El Estado Islámico ha robado 3.800 pasaportes sirios en blanco

Han circulado por Internet fotos de terroristas-antes , y de refugiados-después, ya en Europa. AQUÍ tienes un recopilatorio de algunas fotos.
Un caso muy mediático fue el de Osama Abdul 'Zandadillas' Mohsen, quien era simpatizante (y puede que también militante) del Frente Al-Nusra (Al-Qaeda en Siria), y que fue acogido en Madrid, con todo pagado y hasta con trabajo como entrenador de fútbol.


Solo hace falta ver los atentados de París, donde al menos dos de los terroristas suicidas eran refugiados, para darse cuenta que es una realidad.
NOTICIA: http://www.gaceta.es/noticias/ruta-refugiado-ataco-paris-20112015-1639

Nº9. Geopolítica
Es un hecho objetivo decir que EEUU creó Al-Qaeda, entre otras cosas porque lo reconoce Hillary Clinton en este vídeo (dura 2'): 

Actualmente, ocurre lo mismo. El yihadismo radical ha sido alimentado económica y logísticamente por Israel y EEUU, con la colaboración de Arabia Saudí. Este eje sionista se sirve del terrorismo islámico para sus intereses geopolíticos:
  • Sucedió con el auto-atentado del 11-S, en el que culparon a Al-Qaeda como pretexto para intervenir en Irak.
  • Ha sucedido con las "Primaveras Árabes", en las cuales se ha repetido un mismo patrón: han creado una oposición islamista radical en cada país para desestabilizarlos (Egipto, Libia, Túnez). Esta oposición siempre se nos ha presentado en los medios como "rebeldes buenos" contra un dictador malo malísimo (para los intereses sionistas, claro).
  • Y está sucediendo con Siria, donde el ISIS está cumpliendo a la perfección el papel de grupo islamista que siembra el terror pero a la vez favorece los intereses de EEUU y sobre todo, por su enclave geográfico, de Israel. (El tema de ISIS daría para un artículo entero y no quiero extenderme más). Pero Siria está resistiendo heroicamente contra los yihadistas, haciendo fracasar esta influencia indirecta del sionismo. No obstante, el sionismo siempre tiene preparada la acción militar directa, que es lo que presumiblemente han buscado con el atentado de París del 13-Nov: un pretexto para intervenir en Siria. (Lo presentan como "lucha contra el terrorismo en origen" pero caray, sólo ahora se acuerdan).





ARTÍCULO RELACIONADO: El Washington Post lo confirma: El Estado Islámico es un pretexto para apoderarse de Siria.





El caso, es que son guerras con un trasfondo geopolítico que se oculta a la población, y lo único que percibimos de manera clara a través de los medios son las TERRIBLES CONSECUENCIAS que generan estos conflictos, en forma de desplazamientos de masas.

En vista de todo esto, ¿por qué tenemos que 'pagar el pato' los ciudadanos europeos, cuando esta situación la han provocado las élites dirigentes de las potencias occidentales (EEUU+UE)?



10. Invasión deliberada. 
Si existen satélites que te fotografían la cara, si hay misiles que disparados desde miles de kilómetros erran en 2 o 3 metros... ¿somos tan ingenuos como para pensar que no hay capacidad para acabar con las mafias que trafican con personas por un espacio tan reducido como el Mar Mediterráneo?



Como se prueba en el vídeo, no solo no hay interés en acabar con ellas, sino que se las FINANCIA y protege en su criminal labor.

Entonces... ¿Podemos concluir que la "crisis de los refugiados" es un medio para que Europa sea "inundada" de inmigrantes? Claro que sí.
Fomentar la inmigración masiva es una prioridad para los que desean la implantación del multiculturalismo en Europa. Porque recordemos, nadie pide que Japón o Kenia o Mongolia se vuelvan países multiculturales. Sólo los países europeos deben necesitar más diversidad.

NOTICIA: El magnate (judío) George Soros admite estar detrás de la crisis de los refugiados. http://www.gaceta.es/noticias/soros-admite-detras-crisis-los-refugiados-03112015-0002

En línea con esto, Peter Southerland, creador del comité para la migración de la ONU, gran empresario, director del Banco Real de Escocia, ex-presidente de Goldman Sachs, directivo del Club Bilderberg, presidente para Europa de la Comisión Trilateral, ex-político, DIJO ante la Cámara de los Lores: "La Unión Europea debería hacer todo lo posible para socavar la homogeneidad nacional de sus estados miembros".
Aquí vendría muy a colación hablar del Plan Kalergi...