viernes, 27 de enero de 2017

¡Caso Blanquerna absolución! (ACTIVISMO)

Desde Valladolid hemos querido mostrar nuestra solidaridad con los 14 patriotas condenados a entre 3 y 4 años de cárcel por el Caso Blanquerna.



Su crimen fue i
nterrumpir el 9 de septiembre de 2013 un acto separatista en la librería Blanquerna de Madrid, la cual hacía las funciones de embajada de la Generalidad Catalana. 

Es inverosímil que una región o comunidad como Cataluña (mal llamada autónoma gracias a esta nefasta Constitución) tenga una embajada dentro de otra comunidad. Eso solo es menester entre países.

Este escrache fue absolutamente pacífico, consistió básicamente en gritar varias consignas en favor de la unidad de España, tales como "No nos engañan, Cataluña es España", "Catalanidad es Hispanidad" y "Ser español es un orgullo".


¡¡DEFENDER ESPAÑA NO ES UN DELITO!!

Por último, informar de que mañana sábado habrá una manifestación en Madrid y una concentración en Barcelona para protestar contra este atropello jurídico en el que se envía a la cárcel a 14 camaradas por defender la unidad de la patria.
(SIN SIGLAS, TODOS UNIDOS POR ESPAÑA).


domingo, 1 de enero de 2017

Acción Relámpago contra los medios de comunicación (VÍDEO)


Vídeo de una memorable acción de activismo coordinada a nivel nacional el 28 de julio de 2014.

El vídeo dura 1 minuto.



A raíz de las constantes manipulaciones informativas y ataques contra los patriotas españoles desde el menos democrático de todos los poderes existentes, los grandes grupos de comunicación -el llamado “cuarto poder”- desde Democracia Nacional y sus juventudes, denunciamos el sistemático incumplimiento por parte de estos mismos medios del artículo 20 de la Constitución que garantiza el derecho de los ciudadanos a recibir una información veraz.

Estos grandes grupos de comunicación, cuya propiedad se acumula en unas pocas manos constituyendo un peligroso oligopolio más propio de una dictadura que de una auténtica democracia, son capaces de crear líderes de la nada y moldear en su beneficio la opinión pública. Y es este cuarto y nada democrático poder el que, respondiendo a oscuros intereses, hace décadas que viene sembrando la desafección a la idea de España, la ridiculización de cualquier forma de patriotismo y la banalización de las ofensas a sus símbolos; acciones que en cualquier nación civilizada son constitutivas de delito, en nuestros medios de comunicación son consideradas simples bromas sin importancia.


Ridiculizado el amor a la patria y a sus símbolos y sembrada la cizaña entre los distintos territorios era de esperar que nos llegara el turno a aquellos que, para disgusto de nuestros profesionales de la manipulación, hemos seguido defendiendo la idea de España, sufriendo campañas de criminalización a base de documentales manipulados, informaciones ficticias o sesgadas y noticias no contrastadas con las que se pervierte la realidad. De esta manera los grandes medios de comunicación dinamitan el derecho de los ciudadanos a obtener una información veraz, real y objetiva, información que, aunque lo hayan olvidado, ellos tienen la obligación de dar. Una democracia sin una información verídica y libre de manipulación no es una democracia. Por ello acusamos a los grandes medios de comunicación y a su muy reducido y elitista grupo de propietarios de provocar una de las más grandes carencias que pueden existir en un sistema democrático: la falta de pluralidad y veracidad informativa.