jueves, 24 de mayo de 2018

Entrevista a 'Un Tío Blanco Hetero'

Este youtuber acaba de estrenar un canal que está revolviendo en sus asientos a las feministas, entre otros colectivos.
ENLACE A SU CANAL AQUÍ

Su estética, chaqueta deportiva con capucha, disfraz de látex blanco y gafas de sol, acompañado de un discurso mordaz y locuaz, cargado de datos y cifras, y además con gran sentido del humor, está causando un gran impacto en redes sociales.

De hecho, en apenas tres meses ha conseguido 40.000 suscriptores, y subiendo.




¿Por qué Un Tío Blanco Hetero?
Realmente, es una burla. Estaba harto de que me dijeran que no podía opinar de ciertos temas relacionados con el feminismo porque "era un hombre". Tampoco podía tener mis ideas propias sobre el racismo porque "como era blanco", y ni mucho menos conversar sobre identidad sexual porque "era hetero". Por lo tanto, si ser un hombre, blanco y heterosexual es lo que me va a definir, si las políticas identitarias son las que van a discriminar tu parecer, pues yo lo reivindico de esta forma humorística defendiéndome así de estos insultos basados en el género y sin lógica alguna.

¿Quién está detrás?
Ahora mismo no quiero revelar mi identidad porque eso no importa. Mi "contradiscurso" planta cara al pensamiento totalitario. No quiero que me juzguen por quién soy, sino por lo que digo. No es por miedo ni cobardía, ni mucho menos. Sé que desde el diario Público están buscando sacar mi identidad y saldrá dentro de poco. Me da igual. ¿Qué les va a aportar mi cara? No me parece que mostrar el rostro haga que cambie lo que digo.

Voy a seguir caracterizándome y montando mis vídeos aunque desvelen quién soy. De momento, vivo de mis ahorros y me dedico por entero a esto. Estoy haciendo una cuenta en Patreon con contenido exclusivo para mecenas suscriptores porque los ahorros se acaban y de algo tengo que comer y pagar el alquiler de mi casa si quiero seguir dedicándome a esto. Youtube, por ahora, no me paga nada porque aún están revisando mi perfil.

Estaba harto de que me dijeran que no podía opinar sobre el feminismo porque era un hombre


¿Por qué te has metido "en este lío"?
Estuve estudiando dos años en Canadá y tras ver cómo los movimientos feministas radicales imponían su ideología supremacista de género y polarizaban la sociedad norteamericana, me dije que algo tenía que decir o hacer. Cuando vi que todo este pensamiento totalitario se importó a España y copó la política, instituciones y medios de comunicación, decidí abrir el canal de Youtube. La sociedad española está cada vez más polarizada como la de Estados Unidos y quise criticar a los iconos del feminismo, la cultura de la ofensa y su inaceptable contenido.


Estás teniendo mucho éxito. ¿Crees que el contenido del feminismo actual está encontrando opositores que no se callan?
Por supuesto. El feminismo de ahora es una moda, está en la cresta de la ola, pero no va a triunfar. El problema es todo lo que se van a llevar por delante en el camino. La gente ya está harta de su discurso de odio hacia el varón o hembra que no opine como ellos. Dividen entre oprimidos y opresores. La burguesía que antes era el problema es ahora el hombre, y el proletariado la mujer y los hijos. Aplican el neomarxismo así.

Son gente que viene a decirte cómo debes relacionarte con tu pareja, tus amigos, tu entorno. Uno de mis referentes americanos, Jordan Peterson, habla de ellos como perfiles hipersensibles que apelan a las identidades de cada uno utilizándolas como escudo o como arma arrojadiza a su antojo. Pero ya no cuela tanto. A mí me siguen gays, transexuales y gente de izquierdas que me apoyan y se identifican con mi exposición, y esto está incomodando a muchos.

Mi contradiscurso planta cara al pensamiento totalitario.

Has logrado que empaticen con tus ideas perfiles de todo tipo. ¿Qué consejos darías para combatir el correctismo, por ejemplo, en una conversación de amigos?
Tenemos que arriesgarnos a ser ofensivos. En un debate con temas de cierta trascendencia es imposible no herir alguna sensibilidad. Lo que pretenden políticos como Irene Montero es legislar la opinión cuando dice que "lo personal es político". Es una locura.

Criticas a la actriz feminista Leticia Dolera, a los hombres aliados feministas, hablas de ofendidos profesionales y de sus lecciones morales. ¿Acaso está afectando esta ideología posmoderna a las relaciones entre hombres y mujeres?
Claro que está afectando. Los hombres ya tienen miedo de entrar en un calabozo siendo inocentes. Se está jugando con la presunción de inocencia, lo hemos visto en el caso de la Manadao las acusaciones públicas de presuntos acosos sexuales y violaciones del movimiento #MeToo. En España, Leticia Dolera es una idiota útil, es como Emma Watson en Estados Unidos, pero en versión tonta. Hay un lesbianismo político que desea castrar al hombre por el mero hecho de serlo. Las califico como las neomonjas. Han puesto de moda la peligrosa religión de que todo es acoso y abuso hacia la hembra.

La burguesía que antes era el problema es hoy el hombre, y el proletariado, la mujer. Aplican el neomarxismo.


¿Y los hombres que apoyan el discurso feminista?
Son los aliados. Han perdido toda esencia como varón. Alberto Garzón o Nacho Escolar son un buen ejemplo de ello. ¿En qué cabeza cabe que digan que hay que hablar de una sana presunción de culpabilidad por ser hombres? Están comprando un discurso que los discrimina y condena por su género. Ha pasado con el presentador Dani Mateo, el humorista Castelo o el cantante Izal.


¿Qué buscan realmente estos varones?
La validación femenina. Se alían y quieren la aprobación del sexo opuesto, algo muy instintivo y biológico. Buscan su beneplácito y admiración vendiendo su alma al diablo. Y lo peor es que en el fondo, muchos son realmente machistas y retrógrados, pero nunca lo dirán.

¿Por qué son tan peligrosos estos movimientos?
Han llegado a las instituciones, manejan millones de euros de los ciudadanos. Someten a la opinión pública, y lo peor de todo es que estas feministas no creen en la Justicia porque dicen que es patriarcal. Lo hemos visto en el caso de la Manada. Desafían a los propios magistrados y, como consecuencia, al Estado de derecho.

Hay un lesbianismo político que desea castrar al hombre por el mero hecho de serlo. Son las neomonjas.

En vista del panorama, ¿habrá 'Tío Blanco Hetero' para rato?
Sí, no tengo pensado dejar de hacer vídeos.

Tus seguidores están preocupados por si este verano te asfixias con el traje...
(Risas) Pondré el aire acondicionado al máximo y el ventilador. Que no se preocupen porque voy a estar siempre que me dejen.


EXTRAÍDO DE: https://www.libremercado.com/2018-05-22/un-tio-blanco-hetero-el-nuevo-azote-de-las-feministas-la-gente-ya-esta-harta-1276619143/amp.html?__twitter_impression=true

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.